Al Espanyol, tal y como comenta el diario l’Esportiu, no se le da bien acabar sumando los tres puntos en la última jornada. Dos victorias en los últimos diez años (las dos como local) y desde hace 44 años que el equipo blanquiazul no acaba con victoria la última jornada a domicilio, cuando el equipo dirigido por José Emilio Santamaría se impuso en Málaga por la mínima gracias a un gol de Amiano.

Además, el Espanyol en la última década tan sólo ha ganado dos encuentros finales de Liga. La pasada campaña ante el Eibar (4-2) y el año 2009, en la despedida de Raúl Tamudo, en la cual anotó un ‘hat-trick’ ante el Málaga en la que también fue la despedida de Montjuich (3-0).

Esta vez, ante un Granada muy tocado anímicamente tras el descenso y, sobre todo, tras la mala gestión de la temporada: tres técnicos, muchos jugadores, afición harta; el Espanyol tiene la oportunidad de romper esta mala racha a domicilio.

Compartir
Artículo anteriorEns ha deixat Josep Artigas Noguer
Artículo siguienteDespedida efectiva
Periodista, Redactor & Community Manager.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × uno =