No me gusta mezclar el fútbol con la política, tan absurdo me parece que el Barça apoye un referéndum, como que el Espanyol se pronuncie en contra, igual de absurdo que si el Real Madrid se opusiese a la reforma de la Constitución y Atlético de Madrid la apoyase.

Donde debo reconocer que me pierdo es en el argumento del ex presidente Sr. Collet:” L´Espanyol com a entitat histórica ha d´estar amb el que diu el Parlament de Catalunya”. O yo lo he entendido mal o me da que tiene poco sentido.

 

Históricamente universitarios catalanes fundaron el Club Español de Fútbol, que luego y durante muchos años se llamo Real Club Deportivo Español (RCDE), posteriormente se catalanizó el nombre, no se suprimió la D y quedo una cosa un poco rara. Que yo sepa en este país desde 1900 han pasado muchas cosas y algunas muy desagradables, pero nunca el Español o Espanyol se ha metido en líos institucionales. Cumplió con la ley en cada momento histórico mientras se beneficiaba a otros con recalificaciones de lo más útiles para sus intereses.

Por otra parte la reflexión de que una entidad histórica tiene que estar con lo que diga el Parlament, supone una visión un tanto curiosa de lo que son las entidades, el Museo del Prado es una entidad histórica que tiene que cumplir lo que dicen las leyes para desarrollar su función de promoción cultural, pero cuya opinión sobre la estructura del Estado o el derecho de separación resultaría como mínimo pintoresca (nunca mejor empleado el término).

Igual que entre los trabajadores del Museo del Prado habrá monárquicos y republicanos, en el Espanyol hay gentes de toda las opiniones políticas que por cierto convivimos en lo que es un ejemplo de respeto y educación.

Dado que considero al Sr. Collet un hombre inteligente, bien preparado e indiscutiblemente perico, creo que su reflexión  es un error por lo menos en su planteamiento. Las entidades históricas no han de estar ni dejar de estar con lo que digan los Parlamentos, sencillamente han de obedecer y acatar las leyes como el resto de ciudadanos. Si lo que ha querido decir nuestro respetado ex presidente es que el Parlament de Catalunya es un ente soberano con posibilidad de legislar contra el principio de legalidad, el debate me parece muy interesante y estoy dispuesto a mantenerlo educada y públicamente con él donde estime conveniente, porque en este tema ni él ni yo representamos a la masa social perica y ni él ni yo tenemos derecho a tratar de comprometer a unos pericos contra otros.

JOSÉ MARÍA FUSTER-FABRA

Abogado perico