Fuentes cercanas al club aseguran a LCD que desde la secretaría técnica y tomando buena nota de la voluntad de Chen Yanshen, el Espanyol vería con buenos ojos negociar el traspaso o la cesión de varios de los activos de la primera plantilla a la SuperLiga China. Una doble jugada para el máximo accionista del club. Por un lado, revalorizar a los jugadores para poder sacar tajada y en segunda instancia dar una buena imagen de su labor al frente de una entidad que juega en la primera división española; potenciando así la liga de su país natal.

En esta lista de jugadores tenemos a Álvaro Vázquez, Rubén Duarte y Felipe Caicedo. Los tres tienen todavía contrato con el Espanyol y Chen cree que sería una buena oportunidad de darse a conocer en el ámbito futbolístico del país asiático. Además, también puede ser una manera de aprovechar la inversión realizada y amortizar el contrato de dichos jugadores con los que habría una cierta decepción por su bajo rendimiento.

En el caso de Álvaro, tiene contrato hasta 2020, mientras que Rubén Duarte y Caicedo terminan su vinculación con el Espanyol en el año 2019. Sea como sea, las opciones están sobre la mesa y se espera evaluar la situación detalladamente, dado que los futbolistas cuentan con otras ofertas de diferentes ligas.