Marañón y N’kono. Tamudo, De la Peña y Luis García. Todos estos nombres de jugadores importantes para el club son muy conocidos por todos los pericos.  Los ídolos pericos más antiguos y más modernos, sus caras decoraban los pósters colgados en las habitaciones de los niños. Pero la última hornada de referentes fue en la época de la final de la UEFA. Ahora bien, desde entonces…¿qué?

A lo largo de los últimos años, los problemas económicos que han ido acechando al club perico, lo han condenado a vender todos los jugadores que mostraban gran calidad y como consecuencia se ha perdido la figura del ídolo. Bien, se había perdido. La seguridad económica con la llegada de Chen nos ha permitido volver a dibujar la figura del ídolo y volver a tener unos héroes para los más pequeños y para los no tan pequeños. Volver a tener un ejemplo perico que demuestre sus valores y que sea un símbolo claro de espanyolismo era muy importante y se está logrando.

Gerard Moreno, Victor Sánchez, Aarón, Marc Roca, Piatti o Baptistao se han convertido en los nuevos referentes pericos, ocupando unos sitios que estaban vacíos desde hace años atrás. Canteranos que llegan al primer equipo y sirven de espejo para las nuevas generaciones y que llevan los valores y el sentimiento blanquiazul arraigado en la sangre.

Estos tipos de modelos hacía mucho tiempo que habían desaparecido y por fin este año vuelven a aparecer. Jugadores que luchan por el escudo y lo defienden a capa y espada.

Y no solo es una buena noticia a nivel de unión entre la afición y el club porque refuerza y le da más fuerza al vínculo. Además de eso, el hecho de tener ídolos y referentes sirve como reclamo para atraer a nuevos fieles pericos.

Tenemos todos los ingredientes para llegar lejos: unos referentes pericos, un equipo muy unido y entregado, un entrenador que sabe lo que quiere hacer y que entiende los valores y el significado histórico del club y una estabilidad económica que nos ofrece el presidente Chen. Vamos lentos pero con el objetivo muy claro: conquistar Europa y devolver al club al sitio que merece. ¡¡¡¡Visca l’Espanyol!!!!
Anna Casas Vaqueiro

Socia del RCD Espanyol y redactora de La Contra Deportiva