¿Qué ha pasado exactamente entre el anterior “palote” titulado “1/3” y éste que llamaremos “1/2”? Si las cuentas no fallan, 1/6. Es decir, siete partidos, los que faltaban para mediar la competición. Y lo digo tan campanudamente para que la ogresaaá de la ministra Celaaá vea que los veteranos sabemos sumar y restar.

De esos 7 partidos, el RCDE ha ganado 6, esto es, ha sumado la friolera de 18 puntos, situándose con 45 en lo más alto de la tabla. Ole y ole, arroz y coles. Y eso que la derrota cosechada en el Insular de Las Palmas lo fue con cierta polémica arbitral, a perjuicio nuestro. Zaragoza, Cartagena, Sporting, Logroñés, Almería y Castellón han mordido el polvo y pasado bajo las horcas perico-caudinas. Particularmente el Español fue muy superior en el a priori difícil encuentro ante el Sporting, algo plano y sin sustancia ese día, y en su visita a Las Gaunas. El balance goleador nos ha sido muy favorable: 14 tantos frente a 3 encajados. Saldo: +11, que tome nota la ministraaá de marras.

El bache de la primera ronda (Fuenlabrada, Barça G, por el Girona FC de la ciudad de Gerona y Leganés) parece cosa del pasado. Esperemos que, por lo que a nosotros respecta, se incumpla la teoría de Nietzsche así llamada del “eterno retorno”, de modo que sustos y sobresaltos llamen a otra puerta. A lo que vamos, si el equipo repitiera los resultados de la primera ronda, esto es, si el fútbol fuera cosa de perfectas simetrías, acabaríamos con 90 puntos en el haber, 28 partidos ganados, 6 empatados y 8 perdidos, con 64 goles a favor y 20 en contra. Miau, un augurio en exceso propicio. No parece tarea sencilla igualar los sensacionales registros de estas veintiuna jornadas.

Si echamos una ojeada a la tabla de la pasada edición, vemos que las plazas de ascenso directo fueron para Huesca y Cádiz, con 70 y 69 puntos respectivamente. Si cotejamos esa puntuación con la de los equipos que hoy copan la clasificación, parece cosa evidente que esta temporada la exigencia será mayor. Es más, me malicio que ni siquiera 70 y 69 puntos garantizarán auparse a la fase de promoción, tal y como están las cosas de apretadas. A día de hoy, del 3º al 6º tenemos a Almería con 41 puntos, Sporting 36, Rayo y Leganés, 34, y alguno de ellos con un partido menos. En esas posiciones acabaron el anterior campeonato: Zaragoza, 65, Almería 64, Barça G, 63 y Elche, 61. Quiere esto decir que el ascenso directo está carísimo y que nuestro club no puede ni debe dormirse en los laureles a pesar de la solvencia resultadista demostrada.

Entre jornada y jornada el RCDE ha superado, además, dos eliminatorias coperas, eliminando al Llagostera y a un histórico venido a menos, el Burgos CF. Aguardamos en la próxima ronda a un “primera”, el C.A Osasuna, cruzando los dedos para que no se repita el partido de la horripilante campaña del descenso. En aquella ocasión nos dieron un auténtico baño, 2 a 4, con especial protagonismo de un Chimy Ávila que dejó en evidencia a toda nuestra defensa. Es cierto que en ese infausto campeonato nos ganaba cualquiera, lo mismo el Calasparra United que el Torpedo de Totana. Y nos habría ganado incluso el Díter Zafra, y eso que ya no existe.

Con relación al último triunfo frente al CD Castellón, me sorprende que el conjunto albinegro no acuda a instancias federativas para revertir el resultado adverso, estando tan necesitado de puntos. Por mi cuenta he revisado detenidamente las imágenes del partido con ayuda del bar (quiero decir, del Bar Tolo, cerca del Paralelo) y se percibe claramente como Nico Melamed y después Javi Puado, éste anotando de tobillazo a lo “Rubén Cano”, irrumpen, al ingresar en el área rival, en El Prat de Llobregat procedentes de Cornellá, siendo así que transgreden manifiestamente las restricciones perimetrales entre municipios durante el fin de semana, en virtud de la vigente normativa anti-coronavírica “excretada” por las autoridades locales. ¿Disponían ambos del pertinente salvoconducto expedido por razones laborales para adentrarse en otro término municipal distinto al de procedencia? Pero es mejor callar sobre este asunto y no levantar la liebre, no sea que vuelen esos tres jugosos puntitos de nuestro casillero.

Javier Toledano Ventosa

Perico de Los Palotes

Peñista en Doctor Gert


Comentarios

Comentarios

1 COMENTARIO

  1. Ingeniosa y prudente reflexión.
    A mi se me apareció en un sueño Zaratustra y me aseguró que subíamos a primera de forma directa con 82 puntos.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre