El 13 de mayo de 2006 se produjo uno de los ‘milagros’ que suceden en contadas ocasiones en el mundo del fútbol. Ferran Corominas marcaba en el minuto 91 de partido frente a la Real Sociedad el gol que daba la permanencia al Espanyol en la jornada 38 de la temporada 2005-2006. En el día de hoy, se cumplen 14 años de aquel momento.

El espanyolismo siempre recordará el gol de Corominas como uno de los más importantes en la historia de la entidad perica. La agonía vivida y el sufrimiento de aquel partido, con el equipo prácticamente descendido en aquellos momentos, se convirtió tras el tanto de ‘Coro’ en un estallido inmenso de alegría por firmar la salvación y continuar en Primera División.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre