Cuando me explicaron el tratamiento que tenía que seguir de inmediato para intentar frenar lo antes posible el brutal avance del Mieloma Múltiple que me habían detectado, ya  en un Estadio III y que me había provocado un gran número de lesiones líticas en los huesos por todo mi cuerpo, que, además, me estaban provocando un tremendo dolor, cada día más agudo e insoportable, hubo una cosa que me llamó poderosamente la atención. Cada ciclo del tratamiento tenía que durar 21 días, además, si todo iba como debía de ir, que de momento, gracias a Dios, así está yendo. De todas las pastillas e inyecciones de acompañamiento al propio tratamiento que, estas son diarias mientras la enfermedad habite en mi organismo. Las pastillas más importantes (Lenalidomina) se administran en ciclos de 21 días y descansos de 10, a lo que se le suman cuatro inyecciones en el ICO, los lunes y los jueves de esas dos semanas y una bolsa inyectada de biofosfonatos para reforzar la fuerza de los huesos.

Claro, el número 21 para mí como para muchos pericos es un número mágico que nos lleva el recuerdo inevitable de nuestro entrañable  y añorado Dani Jarque, con el que un servidor tuvo el placer de tener una relación muy entrañable y personal cuando coincidimos en el club, él como joven promesa que empezaba a despuntar y yo como consejero del área social bajo la presidencia de Daniel Sánchez Llibre, responsabilidad por la que siempre le estaré eternamente agradecido. Y, así, esos 21 días de tratamiento para mí se han convertido en 21 jornadas de esperanza vital y confianza en salir adelante, otra cosa, son las noches, que son muy largas, por muy fuerte que te digan que eres y desde luego lo intentes ser.

Esta semana atrás ha sido muy emocionante para mí, desde que me enteré de la necesidad del joven socio perico Raúl, que con tan solo 17 años necesita urgentemente un trasplante de medula para salvar su vida, como la de tantos me volqué a ayudarle a darle difusión. Y entonces, también recordé a Jarque porque la primera vez que se impulsó desde el club una iniciativa bajo el nombre “Pericos Solidarios” tuve el honor de idearla y presentarla a la prensa acompañado por él, Ferrán Corominas y Alex Fernández en la Ciudad Deportiva que años más tarde llevaría su nombre y que ojalá no lo hubiese tenido que llevar, hasta muchísimos años más tarde.

Tengo que dar las gracias desde aquí primero a la afición del Espanyol por cómo se ha volcado con Raúl y, también por todo el apoyo que me ha dedicado a mí personalmente desde que hice publica mi cáncer, por favor, llámenlo cáncer, ni enfermedad, ni otros eufemismos que no ayudan en nada a normalizar una dolencia que cada vez sufre más gente y que, del mismo modo, cada vez tiene más cura y más avances gracias a la ciencia y a asociaciones que apuestan por la investigación como la AECC, o la Fundación Josep Carreras.

El trato del Área Social y del Área de Comunicación del club con Raúl ha sido exquisito, los primero invitándolo al estadio y haciéndole todo tipo de regalos, y los segundos dando inmediata difusión a su causa en favor de la donación, como tiene que hacer un club que se pone al lado de los suyos. En esto, José María Durán ha devuelto el club en cierto modo a la afición y a los empleados que siempre han mamando Espanyol, eso, es algo que jamás debería haber perdido nuestro club que se nutre del sentimiento y el orgullo de pertenencia a un colectivo que  para muchos es una tribu, la del otro lado del río, seguramente, pero nuestra tribu y nuestros correligionarios.

También quiero destacar mi agradecimiento a los medios pericos que se hicieron eco de la noticia, muy especialmente a José Manuel Olivan y Javier De Haro que dedicaron buena parte de sus programas radiofónicos a entrevistar a Raúl y a un servidor para dar visibilidad a lo importante que es la donación de médula.

Y a los ilustres pericos que han mandado audios y videos de apoyo al bueno de Raúl y a su familia: Raúl Tamudo, Mauricio Pochettino, Diego López, Javi Márquez o Ander Mirambell han dado un enorme ejemplo de humanidad y han hecho muy feliz a un chaval perico que pronto, muy pronto, estará otra vez correteando con su camiseta del Júpiter o del Espanyol ¿Quién sabe? por esos campos de Dios. Gracias, gracias infinitas a todos. Gracias a Raúl porque él me ha ayudado a mí, mucho más que yo a él, por insuflar sangre positiva a mis venas a borbotones.

Robert Hernando

Ex –consejero del RCD Espanyol y escritor

YA PUEDES CONSEGUIR «GLADIUS», LA NOVELA ESCRITA POR ROBERT HERNANDO DE LA QUE TODO EL MUNDO HABLA, EN ESTE ENLACE: https://www.amazon.es/Gladius-Robert-Hernando/dp/8413502926/ref=sr_1_1?dchild=1&qid=1587196410&refinements=p_27%3AA.+Hernando&s=books&sr=1-1


Comentarios

Comentarios

2 COMENTARIOS

  1. Eres increíble Robert! Me quito el sombrero y me reclino ante ti….no se puede ser más bueno, fuerte, valiente, luchador y grande muy grande por dentro!!! Ojalá existiera más gente como tú! Eres un ejemplo! Millones de besos mi pequeño gran amigo! ❤️

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre