Le escribí a Robert esta semana. Con un poco de suerte, la semana que viene puedo recoger su libro “Gladius” que compré por Internet (https://editorialcirculorojo.com/gladius/) y me lo trajeron a Barcelona en pleno confinamiento.

Me pregunta por la pancarta de Dani: qué, al final la podrás poner en el 21? “Se podrá poner” le respondo. A continuación me comenta, qué, algo para «La Contra«, algo que contar? Siempre  hay algo que contar sobre el Espanyol, siempre…

Ha sido una semana de recuerdos, de efemérides y de alguna noticia de esas que te dejan mal sabor de boca. Y es que mayo/junio suelen cumplirse muchos aniversarios de títulos, finales, derrotas, victorias y goles inolvidables. Siempre desde el punto de vista futbolístico.

Para mí, sin duda alguna, dentro de esas efemérides,  el momento más indescriptible de éxtasis y locura colectiva,  relativo a nuestro RCDE, que yo haya vivido, fue aquel 13 de mayo de 2006 con el Gol de Coro. Indescriptible.

Esta semana también se han cumplido 13 años del Tamudazo, 17 segundos increíbles que, si bien no ganamos nada en concreto, fueron 17 segundos de orgullo y de respeto para nuestra institución y nuestro escudo.

Ha habido momentos históricos, para el recuerdo, ojo, hablo de mis 43 años de vida como perico, hasta donde mis recuerdos alcanzan. Desde el 1-3 en el Camp Nou del año 83, al gol de Jonatas en Glasgow, y como no, las dos finales de Copa. O el  momento mas bestia que yo viví en Sarriá, aquel tercer gol de Pichi Alonso en el 120 de la prórroga que nos daba el pase a la final de la UEFA.

Pero si tuviera que destacar  el segundo momento más increíble, después del Gol de Coro,  casi seguro que sería el Gol de Albesa, en aquella tanda de penales de infarto, contra el Málaga para subir a primera, de la que este pasado 10 de junio se han cumplido 30 años. Fue una tanda de penalties verdaderamente de final de cine de suspense que podría llevar la firma de Alfred Hitchcock.  Teníamos en el recuerdo la fatídica tanda de penalties de la final de Leverkusen (uno de los mayores traumas en perspectiva espanyolista)  y todo indicaba que otra vez la suerte nos iba a dar la espalda desde los 11 metros.  Sobre todo, cuando en el cuarto penalti del Málaga, Jaro, el portero, se disponía a chutar para dejarnos un año más en segunda, si marcaba, adiós al sueño de subir. Jaro le pegó bien, con la zurda, por la escuadra, pero se fue fuera por un suspiro.

La verdad es que recomiendo ver esa tanda de penalties a todo el mundo. Ojo a los dos ultimas penas máximas de los nuestros por donde entran.  Yo la vi esta semana de nuevo, y he de decir que me volví a poner de los nervios. Recuerdo cuando Albesa marcó el ultimo, el grito que pegó mi padre (en paz descanse), mi padre mi ídolo, y quien me contagió esta pasión por nuestro RCDE; rompió el reloj contra la pared (sin querer claro) y empezamos a gritar por el balcón de casa. En aquella época vivíamos en Infanta Carlota (hoy Josep Terradellas). De ahí, nos fuimos con Emi y su padre a Canaletas y de Canaletas al aeropuerto, donde el equipo llegó tarde, creo que serían las 2 o las 3 de la mañana.

El aeropuerto estaba a reventar, a pesar de la hora. Y recuerdo ver pasar por allí a los jugadores entre toda la multitud. No sé cómo salieron la verdad.

El gol de Albesa fue el éxtasis después de aquella fatídica tarde hacia un año en el Lluis Sitjar donde bajamos a segunda.  La primera vez que vi  bajar a nuestro RCDE y la segunda vez que veía a mi padre llorar después de Leverkusen.

Empieza una semana decisiva, donde el futuro y el orgullo  de nuestro RCDE está sobre la mesa.  Una semana  esta que está  siendo extraña, diría que mala. En un año 2020 realmente malo. Mucha gente nos ha dejado, la vida nos ha cambiado.  Hace 2 días moría Pau Donés, alguien que, por encima de sus colores deportivos, admiro profundamente: por su música, por su idea de vida y por la forma como aceptó y afrontó su enfermedad. Alguien realmente admirable. Y los bailes de cifras y fechas siguen su curso. Nació un 11 de Octubre, misma fecha que falleció mi querido padre. Escribo hoy esto, 12 de junio, 10 años después de la muerte de la muerte de EMI (Si has leído mi otro escrito sobre el minuto 21 sabrás de quien hablo https://www.lacontradeportiva.com/2009-minuto-21/ ) Emi, quien, como mi padre, era un gran periquito y quien, como Pau Donés, afrontó su vida y la enfermedad que le acompañó desde pequeño con entereza, naturalidad, valentía y siempre con una sonrisa.

El destino, nos pone otra vez a prueba. Mañana volvemos a jugar en este  simulacro de Liga, y como hace 30 años, 11, no desde los once metros, pero si once partidos, once finales para poner donde se merece nuestro club, su historia, sus memorias, y todos aquellos que formamos o han formado parte de él.

No sé lo que pasará, ojalá, nos salvemos, confío en ello y que las cifras y fechas se alineen con nosotros. Ya que el próximo 11 de julio, se cumplirán 10 años del gol de Iniesta en la final del Mundial de Sudáfrica. Ese fin de semana (11/12 julio) jugaremos en casa ante el Eibar, el recuerdo de nuestro capitán estará allí y el de todos los pericos que nos han dejado.

Y es que, como dice Pau Donés en todo lo que tú me das: Por todo lo que recibí, estar aquí vale la pena, gracias a ti seguí remando contra la marea.

Salut Pericos. Cuidaros y no os olvidéis de vivir.

Carlos Pueyo Melis

Socio 1.834

YA PUEDES ADQUIRIR «GLADIUS» LA NOVELA DE ROBERT HERNANDO DE LA QUE TODO EL MUNDO HABLA EN ESTE ENLACE https://editorialcirculorojo.com/gladius/


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre