El RCDE Stadium registró ayer en el encuentro contra el Getafe la peor entrada de su historia en liga. Únicamente 11.756 valientes ocuparon las gradas del campo blanquiazul. El juego discreto del equipo, un rival poco motivador, y por encima de todo el maldito lunes y el horario del partido, han provocado que la imagen de los asientos vacíos ayer en el estadio fuera lamentable y vergonzosa para un club como el Espanyol.

Hasta la triste cifra de ayer, la peor entrada de la historia la tenía un partido contra el Villarreal de la temporada 2013-2014, en aquella ocasión 12.650 aficionados acudieron a Cornellà. El curso pasado, el encuentro en que menos aficionados llenaron las gradas fue contra el Granada, que registró una entrada de 15.184.

Cabe resaltar que la campaña de la inauguración del RCDE Stadium, la 2009-2010, un partido frente el Almería que sumó una entrada de 22.275 espectadores. Fue la más pobre de aquel curso. Con lo cual, el descenso es muy considerable y preocupante. El área social del club debería tomar medidas para que la caída frene en seco.

O reaccionan, o la pérdida de masa social comprometida será irreparable a corto, pero sobre todo a medio y largo plazo.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre