Corría el minuto 41, cuando el croata Mandzukic quedó tendido en el césped con gestos de dolor, el Barça no lanzó el balón fuera y tuvo que ser la Juventus, en este caso Dyabala, quien mandara fuera el esférico, para que su compañero de equipo recibiera la atención correspondiente por parte del árbitro. El partido se reanudó y los azulgrana no devolvieron el cuero al conjunto italiano, gesto que aprovechó Álvaro para dejar un recadito en las redes y de paso calentar el derbi del próximo día 29.

 


El delantero espanyolista escribió un escueto #valors como muestra la fotografía. Queda poco más de una semana para que el Barça visite el campo del Espanyol y pese a que todavía hay partidos importantes de por medio, los pericos tienen ganas de conseguir este año por primera vez desde que se juega en Cornellà-El Prat una victoria frente al eterno rival.

 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre