El exdirector deportivo del Espanyol, presente en el organigrama durante los primeros meses de la llegada de Chen Yansheng a la propiedad del club (de marzo a diciembre de 2016), Ángel Gómez, ha analizado en redes sociales su etapa en la entidad perica y su malestar por cómo se produjo su salida.

Entre las muchas reflexiones expresadas en público, Ángel Gómez destaca el carácter autodestructivo presente en el Espanyol por naturaleza.

Por último, espera que el Espanyol logre la permanencia: «quedan once jornadas. O mejor dicho, queda una, ante el Alavés. Después ya veremos. El equipo se debe salvar, se puede salvar. Y cuando eso pase… ¡ojalá que todo cambie y la estabilidad sea la bandera de mi estimado club! Como imagino que algunos pensarán que este tweet llega como una posibilidad de postularme a algo, dejo claro que es imposible que eso suceda».


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre