La última y dolorosa derrota del RCD Espanyol Femenino A que jugó el sábado su primer partido de la segunda vuelta correspondiente a la jornada 16 de la Primera Iberdrola perdiendo por 0-3. Ha hecho saltar todas las alarmas, si es que no estaban ya más que saltadas.

Las pericas continúan en una espiral de la que no consiguen salir, situándose en la última plaza de la tabla. Esta nueva debacle ha provocado el enfado de buena parte de la afición, asidua a los partidos del Femenino, e incluso han aparecido pintadas en la Ciudad Deportiva Dani Jarque que cargan duramente contra los máximos responsables del equipo: Titi Camuñez y Lauren Florido.

Pero el malestar no solo ha llegado a la grada, también se ha trasladado al vestuario. Según ha podido saber LCD, al parecer las jugadoras no quisieron hablar los directivos una vez finalizado el encuentro del sábado y no permitieron que entraran en el vestuario de las chicas comandado por Ferrón. Entrenador que por su parte todavía no sabe si llegarán refuerzos, ni como, ni cuando…

Comentarios


Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre