Salí de la plaza de España y el ferrocarril se desplazó hacia el suroeste. Casi 20 minutos después, llegué a Cornellá, que está solo a unos diez kilómetros al centro de Barcelona y el fútbol ha encendido el entusiasmo de la ciudad.

El partido de esta jornada se disputó por la tarde, por lo que la mitad del estadio blanquiazul se exponía al sol y la otra se escondía bajo la sombra oscura. Parecía que había más aficionados en Cornellá que antes, entre ellos se observaban numerosos rostros asiáticos. Tal vez sea porque el oponente era el Atlético de Madrid, situado en la segunda posición de la tabla; Quizá sea debido a que era el penúltimo partido en casa de esta temporada, y también podría ser porque algunos chinos estaban disfrutando de sus vacaciones que coinciden con el Día del Trabajador.


El Espanyol que sueña con Europa ha derrotado la línea defensiva casi invencible del Atlético de Madrid, como si el sol hubiese encendido la sangre del equipo blanquiazul. En las gradas, los hinchas levantaban sus bufandas, agitaban banderas y cantaban. Aunque Wu Lei perdía varias ocasiones de gol, los pericos eran generosos en gritos de aliento con su nombre. Hecho que sinceramente me hizo sentir conmovida a mí, como una aficionada china.

En el minuto 78 del juego, se marchó Wu Lei mientras los aficionados blanquiazules se levantaron de sus asientos y no faltaron aplausos ni ovaciones para el jugador chino que había corrido 9,5 kilómetros en este partido. El grito de “¡Wu Lei, Wu Lei!” resonó en mis oídos y yo, mirando las sonrisas de los pericos, a punto estuve de olvidarme de que estaba en un país lejano de mi China. Eso es la magia de este estadio particular, donde no importa de donde seas o de qué color sea tu piel porque lo más importante es el fútbol. Aunque hubiese perdido buenas oportunidades el jugador chino, los aficionados han visto su sudor y sus pasos incansables, actividad que les parece suficiente para convertirlo en un héroe dentro del corazón de los pericos. Quienes siempre han dedicado sus aplausos a los que aman de corazón al club blanquiazul.

El día del partido coincidía con el Día de la Juventud de China y Wu Lei ha publicado un post en su red social de Weibo que decía “hoy, cuando mi país celebra el centésimo aniversario del Movimiento del Cuatro de Mayo, espero que yo pueda mantener un corazón joven y siempre enfrentar el futuro con sinceridad y confianza.” Bajo el cielo catalán, que se encuentra a casi 10.000 kilómetros de su patria, Wu Lei está persiguiendo su sueño futbolístico con un corazón puro. Durante este camino largo y rocoso, cada aplauso y ovación para el gran crack chino en el estadio de Cornellá-El Prat es el mejor premio para él. Gracias a cada perico adorable.

Wanqi Yuan

Estudiante de periodismo deportivo 

Colaboradora de La Contra Deportiva

科尔内亚观球手记

搭乘小火车,从巴塞罗那市中心的西班牙广场西行不到二十分钟,便是西班牙人球场的所在地科尔内亚。与巴塞罗那市中心不过是十余公里的距离,少了四处林立的高楼,被足球点燃的热情却丝毫不减。西班牙人队本轮比赛被安排在午后进行,蓝白色的球场一半在阳光下,一半在阴影中。可能因为对手是联赛积分榜排名第二的马竞,也可能因为这是球队本赛季的倒数第二场主场比赛,又或许是因为恰巧碰上了中国的五一黄金周,来到球场观战的球迷似乎比往日要更多一些,其中自然不乏中国球迷。

烈日仿佛点燃了西班牙人球员们的热血,面对战意阑珊的马德里竞技,仍有得到欧战名额希望的西班牙人击溃了西蒙尼的黄金防线。死忠看台的球迷们更是时而高举围巾,时而摇旗高歌。尽管武磊屡次错失良机,南看台的球迷们却不止一次毫不吝啬地高声呐喊着这位中国球员的名字,这让身为中国人的我有些动容。

比赛进行到第78分钟,武磊被替换下场,全场球迷起身为这名在本场比赛中跑动超过9.5公里的中国球员鼓掌致意。我看着本地球迷那一张张由衷的笑脸,耳边回荡着死忠看台传来的“武磊——武磊——”的呐喊声,不禁有些恍惚,有那么一瞬间忘记了自己正身处异国。大概这就是这座球场的魅力,在这里无关国籍与肤色,只关乎足球本身。错失良机也无妨,球迷把球员为主队落下的汗水和从未停下的奔袭脚步都看在眼中,这便足以让他成为西班牙人球迷心中的英雄。“我们把掌声献给每一位同我们一样深爱这家俱乐部的人,”一位西班牙球迷神情骄傲地对我说。

比赛日恰逢中国的五四青年节,赛后武磊在自己的个人社交平台上写道:“在五四运动100周年之时,希望我能保持一颗年轻的心,永远以初心面对未来。”在距离故乡将近一万公里的异国天空下,武磊正怀着一颗赤子之心追寻着他的足球理想。而埃尔普拉特球场中为他响起的每一阵掌声和每一声呐喊,都是他虔诚追梦的过程中最好的嘉奖。感谢每一位可爱的西班牙人球迷。

袁婉琪

 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre