El juez que enjuicia la causa por el ‘Caso Osasuna’, Fermín Otamendi, finalizó ayer la instrucción del caso por los amaños de partidos. El partido investigado fue el que jugó el RCD Espanyol contra el Osasuna el 11 de mayo de 2014.

El magistrado Otamendi decidió archivar la acusación a Sergio García, excapitán perico y acusado en el caso, y a diez supuestos implicados más. Entre los cuales aparecen otros futbolistas como Damià Abella, Patxi Puñal y Jorge Molina. Nombres a los que se suma el de Petar Vasilijevic, el vigente entrenador del Osasuna.

Sergio García queda impune del delito que se le atribuya, haber recibido 250.000 euros por parte de jugadores del Osasuna (Damià Abella y Patxi Puñal) para que el Espanyol empatara en el Sadar. Dejando a los pericos salvados y con posibilidades de salvarse al club navarro.

En la sentencia el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, sostiene que las declaraciones incriminatorias contra los deportistas investigados no se han respaldado con ningún otro prueba. Sin embargo, ve pruebas e indicios para juzgar y acusar a exdirectivos del club pamplonés. Exdirectivos que hubieran trabajado durante los años de la presidencia de Miguel Archanco durante 2012 y 2014.

 


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre