El presidente de las SD Espanyol, Arnau Baqué, se quejó de manera aireada en su cuenta de Twitter en relación a las vejaciones constantes que sufren los equipos blanquiazules y su persona en concreto. Arnau asegura que «en la pista donde no está garantizada la seguridad del partido ni de los integrantes…no hay más que decir. Un partido donde como Presidente soy insultado, vejado y me han de proteger para no ser agredido. Bravo a la Federación Catalana de Baloncesto, al responsable de la pista y a los árbitros».


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorVicente Moreno: «Nuestra victoria es justa por el trabajo de los jugadores»
Artículo siguienteLa Estación lista para recibir al Espanyol

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre