EDITORIAL LCD.- La consellera de la Presidencia, Elsa Artadi, explicó durante el acto de presentación  del partido amistoso que se disputará en el estadio de Montilivi de Girona entre la selección catalana de fútbol y Venezuela que el encuentro “irá más allá del deporte”. Además sentenció que la contienda tendrá “un punto de reclamación y de reivindicación”.

En el acto celebrado en el Palau de la Generalitat, lamentó también que Catalunya siga jugando partidos amistosos y no pueda participar en competiciones oficiales. Y añadió que en los “momentos complicados” que vive Catalunya habrá un “vínculo muy especial entre la afición y la selección”.


En esta casa explicamos que el Espanyol el pasado domingo se desmarcó y con razón de la recogida de firmas de un partido político en las inmediaciones del RCDE Stadium. En este caso la organización era VOX. Otras veces han asistido otras agrupaciones políticas a hacer campaña por la zona del campo perico. A Ciudadanos, Partido Popular, ERC o CIU se les ha visto en algún momento o en otro haciendo campaña entre los hinchas espanyolistas y hasta el pasado domingo nunca había habido una reacción contraria por parte del club. Más vale tarde que nunca, cierto.

No mezclar al Espanyol con la política es lo que defienden y defendemos la mayoría de socios espanyolistas, al menos los que tienen dos dedos de frente y aman a su club de corazón. El RCD Espanyol es un club deportivo y así debe seguir siendo por los siglos de los siglos. Pero el debate de la conveniencia sobre que los jugadores pericos asistan o no a esta convocatoria concreta de la selección catalana está abierto y es inevitable en el contexto actual que vive la sociedad catalana, ergo española.

Las declaraciones de Elsa Artadi. Por cierto, mujer ahora independentista que en sus tiempos mozos frecuentó el Gol Sur de Sarrià y otros ambientes más bien poco “catalanistas” como les contamos aquí.  No ayudan.

Que el partido hay sido presentado por políticos directamente sin ningún tipo de pudor y sin esconder para nada que es un partido de reivindicación política es un hecho que el Espanyol no debería obviar en pro de su noble posición apolítica que le ha caracterizado siempre. Las declaraciones de Artadi “Irá más allá del deporte” son demoledoras y han provocado que otros equipos como Rayo Vallecano, Valladolid y Huesca hayan decidido no ceder a sus jugadores para el aquelarre político del próximo lunes en Girona. Incluso que algunos técnicos y jugadores no se hayan sentido a gusto con ellas y hayan renunciado a asistir o renuncien a última hora.

De otra parte está el tema deportivo. El Espanyol que nosotros sepamos no está salvado matemáticamente y una lesión de alguno de los cuatro jugadores convocados podría ser muy perjudicial para el equipo en el tramo final de la temporada. Si Melendo, Didac, Víctor Sánchez o Sergio García (que sale de una lesión) se hiciesen daño en un partido totalmente intranscendental  alguien debería asumir responsabilidades.

Sea como fuere, no nos corresponde a nosotros decidir si los jugadores del Espanyol deben asistir o no a la próxima exaltación secesionista en forma de charlotada futbolística. Pero cuanto menos resultaría lógico que el club hiciese un comunicado aclarando que las declaraciones de la consellera de la Generalitat no se ajustan al carácter apolítico y de defensa del deporte como único objetivo, que siempre ha tenido el RCD Espanyol de Barcelona. Si estamos por no politizar el club, estamos todos de acuerdo. Si el tema es a la carta ya estamos en otro asunto. Lo mínimo que podemos pedir ya a estas alturas es que no nos tomen por tontos…

Comentarios

Comentarios

2 COMENTARIOS

  1. “Pero el debate de la conveniencia sobre que los jugadores pericos asistan o no a esta convocatoria concreta de la selección catalana está abierto”.
    Nunca había habido debate, en torno a esta cuestión, como tampoco lo ha habido en torno a la selección estatal.
    Nuestro club debe quitarse la careta facha de la cara. LCD no ayuda.
    A este paso, el Girona nos pasará por encima. Mientras el Girona acoge un partido internacional de la selección nacional catalana, el RCDE tiene que echar a Vox de Cornellá.

  2. si los jugadores son obligados a comparecer en el estadio en ese gran partido de relevancia mundial formando parte de algún acto político (pancartas, etc), el RCDE debería no volver a ceder a sus jugadores nunca más… pocas bromas, que ya hemos padecido muchas… también es verdad que los jugadores son mayorcitos y allá ellos si se dejan utilizar por los lazis…

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre