No fue sencillo reunir 10 aspectos positivos de la pasada temporada bajo el epígrafe HABER (palote anterior). Le di lo suyo a la cocorota y acabé con respiración asistida y migraña. Tampoco lo he tenido fácil para seleccionar 10 aspectos negativos. Había mucho material donde elegir y la criba ha sido agotadora. No obstante, aquí va el decálogo resultante.

DEBE (negativo)

1.- Inversión en espejo del acierto goleador de Gerard Moreno. Descontados los goles de nuestro (ex) ariete, el equipo ha marcado 20 tantos: una birria. Con GM en la alineación, el RCDE ha obtenido 0’95 por partido, mejorando una pízcula (menos que pizca) los datos en el segundo tramo de la liga, pues en la jornada 17 llevábamos la friolera de 14 dianas (palote “Pesadilla navideña”), a 0’82 por partido. Quiere decirse que sin los goles de GM el balance anotador se queda en un paupérrimo 0’53. Hemos necesitado casi dos partidos (180 minutos) para que el Español marcara un gol que no fuera obra de nuestro 7.


2.- Preocupante descenso en la asistencia de aficionados. Esta temporada hemos visto más huecos que nunca. La media, nos dicen, ha caído en unos 1.610 aficionados por partido (y aficionadas, ojo con la paridad), o lo que es lo mismo un 8% con relación al campeonato anterior. No sé si la cifra está maquillada y el descenso es aún mayor, pero acordándose uno de aquella cifra de abonados que dio el club no tanto tiempo ha, 28.000, te entra la risa tonta. De modo que Cornellá iba a quedar pequeño, ji, ji. A este paso seremos el primer club del mundo que afronta unas obras de remodelación de su estadio dirigidas, no a ampliar el aforo, sino a disminuirlo.

3.- La NO-GRADA de animación. El desastre ha sido especialmente visible en las últimas jornadas. Lo normal es que un club potencie en su estadio un ambiente festivo, por aquello de dar alas al equipo propio e intimidar al rival. Efecto fortín, olla a presión. Y para eso es requisito indispensable dar ciertas facilidades a los grupos de aficionados jóvenes, pues, por razón de edad, son los más dispuestos a saltar, aplaudir y corear consignas divertidas e ingeniosas.
He dicho “lo normal”, pero no en nuestra humilde morada. El RCDE pone todo tipo de trabas a la Curva/ Grada Canito. Les toma las huellas, como si tocaran el piano (argot del hampa). Les impide ceder los carnets (si no voy yo, vas tú en mi lugar) y los encierra en una cápsula de metacrilato como si fueran los mandriles del zoo. ¿Les escudriñará un día el trasero para certificar que no acceden a la grada con objetos ocultos? Consecuencia: que anime tu reverenda madre.

4.- Malos augurios sin haber saltado siquiera al terreno de juego. En cuanto vi la camiseta de la nueva “equipación” -extendido galicismo que vale por uniforme o equipaje- me dije, miau. La camiseta es una versión mejorada de la del Getafe y empeorada de la nuestra. Hala, a disfrazarse de lo que no somos. Mala cosa es devanarse los sesos para despistar y parecer lo que no se es. Otro petardo “identitario”, como el del punto anterior, que nos estalla en las manos.

5.- El añito que nos ha dado Víctor Sánchez. Nadie pone en duda su valía y profesionalidad. Es un deportista esforzado, todo pundonor y de una calidad técnica aseada. Pero no ha dado pie con bola. Quizá Jiménez del Oso o Erich von Dänniken nos podrían dar la clave de lo sucedido, pero para mí que el bueno de Víctor Sánchez ha sido poseído por el espíritu de Fuentes. Como suena. Estamos ante un fenómeno poco frecuente: posesión demoníaca en el vestuario. Le hemos visto subir sin ton ni son por la banda, galope de purasangre y parada de burro. Y unos centros descentrados, excéntricos. La única manera de conjurar la situación, si queremos recuperar la mejor
versión de Víctor Sánchez y deshacernos del espíritu de Fuentes, es contando con los servicios del exorcista Lancaster Merrin, papel interpretado en el celuloide por Max von Sydow. Será cosa del maquillaje, pero si uno ve fotogramas del actor, pertrechado de estola e hisopo rociando a la niña revoltosa con agua bendita, y lo ve a renglón seguido en el papel de padre putativo de Russell Crowe en el Robin Hood de Ridley Scott, 40 años más tarde, comprobará maravillado que es el mismo individuo. Eso sí es un pacto con el diablo y lo demás tonterías.

6.- Adiós a Gerard Moreno, a Aarón Martín, a Carlos “La Roca” Sánchez, y a pesar de los pitos, a Pau López. Hola a… ¿Hay alguien ahí?…

7.-“Soy el rey Lucho/ Y eso tío mola mucho/ Y si quiero no me ducho…” Es la canción estrella de “Los Lunis”, esa televisiva pandilla de traviesos galopines. El RCDE debería adoptar sin más dilación la canción de Los Lunis como uno de los himnos de cabecera de la afición, pues no en vano el equipo se ha abonado a jugar sus partidos ese día de la semana. No he llevado la cuenta, pero no han sido pocos. Y si no era el lunis, mira tú por dónde, tocaba el viernes…

8.- La mercadotecnia perica, tan desastrosa como siempre. Hará cosa de año y medio, un señor que dijo pertenecer al área comercial del club me confesó que era cosa hecha: el RCDE dispondría al fin de un local en el centro de Barcelona para atender a sus aficionados y difundir nuestros colores entre los miles de turistas que a diario nos visitan. Nada sé aún de ese local, pero se me ha ocurrido una idea cumbre y la cedo al club gratuitamente: el TOP-MANTA. Comoquiera que la citada modalidad comercial es la más prolífera en BCN, bastaría con infiltrar a unos cuantos empleados entre los manteros para exponer nuestros artículos en la calle. Coste cero: nos ahorramos el alquiler del local.

9.- ¿Qué por qué el club pone trabas a la no-grada de animación? Muy sencillo. Porque está dirigido por personas, oriundas de la China o de Gratallops, que no tienen el menor interés en que la grada anime a un equipo de fútbol que, o no es el suyo, o le importa un bledo. El Español es un club histórico, digámoslo claro, regido por gente que no se identifica con el mismo. Es un fenómeno de disociación nunca visto y el síntoma más evidente de una anomalía identitaria. Eso sí es un bache en el ADN (perico) y no ése del que habla Quim-il-Torra con relación a esos españolazos “animalizados y embrutecidos”. En definitiva, nadie como el RCDE para jugar a la ruleta rusa, pero con el tambor del revólver lleno de balas.

10.- A la falta de un proyecto deportivo, social e institucional definidos, y a los persistentes rumores sobre las dudas y maniobras del señor Chen, hay que añadir algunas noticias como las destacadas por LCD. Sea el caso de la cesión gratuita al club, durante el “mandato-Collet”, en régimen de usufructo, de un edificio regio de titularidad municipal ubicado junto a la Estación de Francia… y que el RCDE desestimó incomprensiblemente. Los puntos 3, 8 y 9 explican el porqué del punto 10. Forman un todo tan lamentablemente coherente como decepcionante. ¿En qué manos estamos y hemos estado?

Javier Toledano Ventosa

Perico de Los Palotes

Peñista en Doctor Gert

Comentarios

Comentarios

2 COMENTARIOS

  1. De acuerdo o muy de acuerdo con el decálogo… olvidas no obstante dedicar un punto a la campaña de renovación de abonos: error garrafal. Insisto con Fuentes: no sé que tienes con él. Es verdad que no rindió gran cosa, pero hemos tenido otros tantos de parecida calidad. Me he propuesto dar con Fuentes y pedirle una foto con dedicatoria para regalártela: de Fuentes para su fan nº 1. Qué manía, nene…

  2. apreciado pótamo… nada me gustaría más que una foto dedicada de fuentes obrara en mi poder… soy un poco fetichista… tú me la consigues y ya haremos por quedar.

    lo cierto es que habría incluido, muy a mi pesar, la calamitosa campaña anti-publicitaria “cerrado por defunción” con el aumento de precios de los abonos… sucede que mandé este palote a LCD antes de llevarnos el susto padre. de todos modos, ya poco puedo añadir sobre el particular, se ha dicho todo y muy bien explicado.

    pero no he olvidado un reto que, eso creo, me planteaste en un comentario anterior… y si LCD no me manda a escardar cebollinos le dedicaré un futuro palote al tapón del botellín de agua.

    gracias por leer el palote y tomarte la molestia de hacer un comentario… si no nos viéramos: disfruta de un bien merecido descanso veraniego.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre