La Sección Deportiva del baloncesto perico  perdió por 50-61 ante el CIC (Colegio de la Imaculada Concepción), pese a la derrota el conjunto blanquiazul mantiene su liderato.

Pero el partido tiene una intrahistoria a resaltar y fue el comportamiento anti-perico desmesurado vergonzoso por parte de jugadores y aficionados del club barcelonés que tiene su sede en la calle Navas de Tolosa Nº255 y su pista de juego es el Polideportivo Municipal de l’Estació del Nord.


Tanto llegó a ser la tensión vivida en la cancha que el propio Arnau Baqué, hombre tranquilo y con una educación exquisita, tuvo que pedir explicaciones por lo sucedido. En el partido de la segunda vuelta el Espanyol buscará sin duda revancha en forma de victoria.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre