Este palote habla del Barça y de las variadas noticias que su manicomial entorno genera. Acepto el reproche: no es saludable dar cancha a los ingratos vecinos del club de los valores. Y menos cuando la marcha del RCDE, en el terreno deportivo, es óptima, tanto que me he pasado diez minutos delante de la tabla clasificatoria para asegurarme que no era un espejismo o un episodio de percepción alterada de la realidad (he desayunado lo mismo de cada día y un carajillo de menta matutino no da para tanto): somos segundos en la tabla, a un puntito del líder (lunes, 22 de octubre a las 09h 30’). No pretendo, Dios me libre, contrariar al señor Juárez Ayuso, autor del artículo “Recobrar la ilusión perica” publicado recientemente en LCD, pero…

… nos hemos pasado media vida soportando la chapa incesante de las ilimitadas virtudes del Barça, mañana, tarde y noche, en todos los medios de comunicación, públicos, semi-públicos y privados… que si més que un club, que si el ejército desarmado de Cataluña, que si el club de los valores… siempre esa cansina monserga del supremacismo culé sazonada con un continuado y lacerante desprecio al Español… que si un equipo de malos catalanes, que si el filial del Real Madrid, que si a segunda, a segunda… de modo que no es extraño que, de vez en cuando, le prestemos atención.
No se puede vivir de espaldas a la realidad: nos meten Barça, no hasta en la sopa, sino en vena, por vía parenteral. Es necesario crear espacios de libertad, cámaras de oxígeno respirable, antídotos, aunque se trate de íntimas deserciones, y saber abstraerse de la hegemonía culé, pero de eso a ignorar a dicho club media un trecho. Se trata de cabalgar el tigre, como dijo, eso creo, Julio Evola (nada que ver con la contagiosa enfermedad, ni con el telepredicador ése de la factoría Buenafuente).

Tras las no demandadas justificaciones, larga cambiada… y paso brevemente a comentar algunos llamativos aspectos de una nueva tríada profesional (lo de tríada no es casual) del FCB. Los honorabilísimos triunviros son Gerard Piqué, Arda Turan y Arturo Vidal, que es la versión macarra de los klingon de Star Trek o del gremlin punki, el más travieso de la pandilla.


Descontados los jugadores que defraudan a Hacienda, que en el Barça no escasean precisamente (podríamos confeccionar una alineación completa), tenemos a Piqué al volante. No hay norma del código de circulación que el futuro presidente azulgrana no haya infringido. Que el hombre se forre con su sicav, residenciada en Madrid, capital (no el de la sicav, sino Madrid) del Estado opresor, o quiera organizar una nueva Copa Davis llamando vejete, ahí es nada, a un grandísimo campeón como Roger Federer, está en su derecho, fruto de su chulería y mala educación… pero en cuanto sube al deportivo se pasa por el forro los semáforos en rojo, y si le aborda un agente de la Guardia Urbana le sale, como a la radiofónica Rahola, aquello de ¿Usted sabe con quién está hablando?Piqué, el de los Autos Locos, co-équipier del villano Pierre Nodoyuna, conduce sin puntos y sin comas en el carné que le dieron en la tómbola. En fin, estos chicos jóvenes y con mucho dinero en el bolsillo no van a conducir un Rénault 8 (que era el coche más trapero de cuando yo era niño) si la masa salarial les da para un Porsche o un Maserati.

Arda Turan, estrella que fuera del fútbol turco, y que en el Atlético de Madrid brilló hasta convertirse en uno de los jugadores más cotizados del mercado, no tuvo en el Barça un gran desempeño y no parece que su paso por tan benemérita institución deportiva ejerciera sobre él una positiva influencia espiritual. Ha sido noticia estos días por sus
broncas discotequeras. Parece ser que le partió la nariz a un famoso DJ y que, no contento con la agresión, fue a buscarle al hospital donde le atendían de las contusiones para darle “remate”, por así decirlo, provisto de una pistola. Miau…

La última incorporación culé, el chileno Arturo Vidal, oposita meritoriamente, como Turan, a cliente VIP de las discotecas de moda. Se dice que le han atizado una mareante multa de 800.000 € por una riña homérica en un local de ocio. El berrinche que le dio a Vidal fue de aúpa. Quizá le sirvieron un destilado de garrafón, quién sabe, pero… para apoquinar una multa de esa magnitud, consonante a los destrozos ocasionados, tuvo que pasar por ahí el huno Atila subido a una apisonadora. Un consejo: no le invites a las fiestas de cumpleaños de tus pequeñuelos, que te la lía parda… sólo le falta morder, como Luis Suárez, y tenemos el híbrido perfecto: allien y predator todo en uno.

Conclusión… la ejemplar transmisión (a sus jugadores) de los pulquérrimos valores que dimanan de can Barça anda últimamente cortocircuitada. De tal suerte que el mentado club bien podría promocionarse con el ya legendario cartel de Reservoir Dogs, la opera prima de Tarantino: Piqué, Turan y Vidal ataviados con americana negra entallada, gafas oscuras, corbata de pala estrecha y pistolón en la sobaquera. Si con ellos te topas y quieres contarlo, mejor cámbiate de acera… ¿Es que no le tienes apego a la vida?

Javier Toledano Ventosa

Perico de Los Palotes

Peñista en Doctor Gert

Comentarios

Comentarios

1 COMENTARIO

  1. perico, incluye a messi en la foto de grupo, que he visto en la tele que le imputan en argentina por un enredo con su fundación supuestamente filantrópica…

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre