Impotencia de ver cómo arde un edificio tan bonito y con tanta historia a escasos metros de ti y no puedes hacer nada. Increíble. Estábamos en un barco justo al lado, pero estamos bien“, ha escrito el delantero del RCD Espanyol, Borja Iglesias en sus redes sociales y ha acompañado el texto con las imágenes del conmovedor incendio de la catedral de Notre Dame.

Y es que el delantero y su novia habían estado visitando la catedral 24 horas antes del terrible incendio. El domingo por la tarde, Borja Iglesias disfrutó del monumento construido en París entre el siglo XII y XIII. El Panda estaba pasando dos días libres en París, que dio Rubi al equipo tras ganar el sábado al Alavés y el trágico y devastador fuego le ha cogido mientras daba un paseo en barco cerca del mítico edificio.

Comentarios


Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre