David Giménez.- Wu Lei y Facundo Ferreyra debutaron en el RCDE Stadium en una noche mágica, dónde el Espanyol le acabó ganando de forma justa y merecida al Rayo Vallecano por 2 goles a 1 después de varias adversidades. Una victoria que corta una racha nefasta de siete partidos consecutivos sin lograr la victoria en Liga y que nos aleja a la vez, de los puestos de descenso.

Y es que ambos jugadores fueron cruciales. Wu se mostraba eléctrico, con ganas de intentar cosas, vertical, ilusionado, hasta que en una jugada de conducción brillante en la que sorteó a dos jugadores rayistas, provocó el penalti que ejecutaría Borja Iglesias para poner la igualada (1-1) que daba alas al equipo.


Facundo, por su parte, cumplió un papel bastante parecido al del ‘Panda’: aguantó el balón en zona de tres cuartos, produjo desmarques y agotó físicamente al rival en momentos clave del partido. Si bien es cierto que entró en el 69′ sustituyendo a Sergio García y no pudo destacar tanto como lo hizo el jugador chino, que reemplazó en el 30′ al lesionado Pablo Piatti y no tuvo ningún tipo de complejo a la hora de echarse el equipo a la espalda.

Alfa Semedo fue la única ‘cara nueva’ que reservó Rubi en el banquillo y que esperará su oportunidad el fin de semana que viene en Mestalla.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre