Me sigue pareciendo una auténtica atrocidad que se disputen estos once partidos que faltan para terminar la temporada.

Los aficionados nos hemos convertido en unos peleles que no pintamos nada. La comedia dantesca de Tebas, Rubiales, Roures  y otros mafiosos es el fiel reflejo de nuestra situación actual. Para ellos somos unas marionetas, la escoria del fútbol. Para ellos es mejor que no opinemos, que sigamos pagando las cuotas para los canales de televisión y que estemos callados. Ya me gustaría boicotearles pero no soy capaz de hacerlo. Ya sé que no me voy a perder ninguno de los once partidos que quedan. Y tampoco los encuentros de los otros equipos candidatos a bajar a Segunda División.

Creo que a estas alturas ya nadie va a parar esta locura, así que lo mejor es mirar hacia delante.

Somos los colistas de la liga y será complicadísimo sacar los puntos necesarios para no bajar a Segunda. Pero los pericos no nos vamos a rendir. Al contrario. Vamos a encontrar fórmulas para animar al equipo y para demostrar que la MARAVILLOSA MINORÍA es de otra pasta.

En el estadio no puede ser. Espero que mantengan la tradición de homenajear a Dani Jarque en el minuto 21. A lo mejor se puede poner alguna grabación por megafonía. Y ni siquiera sé si se permitiría que los empleados del club pusieran nuestras banderas o pancartas en las gradas vacias.

Esperarles fuera del estadio o en el hotel de concentración tampoco es una opción porque por motivos obvios hay que evitar aglomeraciones.

Asi que propongo lo siguiente. Los hinchas del Espanyol formamos una CADENA PERICA en alguna parte del recorrido del hotel de concentración al estadio en Cornellà, manteniendo una distancia de seguridad de 3 o 4 metros entre cada hincha.

En casa nos pensamos algún mensaje de apoyo y lo ponemos en una sábana o un cartón grande y ya tenemos la pancarta hecha para llevar.

Para la CADENA PERICA cada uno va con la camiseta y la bufanda del Espanyol, lleva una cuerda de 5 metros y unas pinzas. En esta cuerda colgamos con las pinzas las pancartas, camisetas, bufandas, banderas…

Cada uno coge entonces la cuerda del que está a su izquierda con toda la colada y pasa su cuerda al que está a la derecha. Será imprescindible llevar mascarilla y mantener en todo momento la distancia de seguridad.

Estaríamos separados pero al mismo tiempo todos juntos y todos unidos por la cuerda con todos los tesoros de nuestro RCDE.

Para los jugadores, el cuerpo técnico y el resto del staff sería muy emocionante ver que los hinchas estamos como siempre a pie del cañon. Sin hacer el tonto y respetando las normas.

Es una idea nacida durante el confinamiento. A lo mejor algunos de vosotros os animáis a participar o a lo mejor tenéis otras propuestas mejores que ésta.

Nos jugamos la permanencia en Primera División y no deberíamos escatimar esfuerzos para aportar nuestro grano de arena.

Un abrazo perico a todos.

Dieter Wiggert

Perico salmantino


Comentarios

Comentarios

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre