A estas alturas de la película ya todo el mundo sabe ya que la marcha de Felipe Caicedo del Espanyol es la mayor preocupación ahora mismo en la parcela deportiva del club. Ni tan siquiera las posibles llegadas que faltan por concretar preocupan tanto, porque todo gira alrededor de la deseada salida del ecuatoriano y su consecuente ficha que liberaría de forma considerable el dichoso tope salarial.

Pero Caicedo no tiene ninguna prisa por irse, sabe perfectamente que no entra en los planes de Quique Sánchez Flores y que el Espanyol le busca una salida. Pero Felipe Caicedo cobra unos 2,5 millones de euros netos, la mayor ficha de la plantilla, y no va a bajar de ahí bajo ningún concepto. Además el delantero centro ha manifestado que por el momento no tiene intención de irse a una liga menor y que quiere seguir jugando al fútbol al más alto nivel. Sin una oferta que económicamente no le haga perder dinero y le seduzca profesionalmente Caicedo seguirá entrenando con total normalidad con el resto de la plantilla, hasta nuevas noticias.


Cabe destacar que en la rueda de prensa de presentación de Mario Hermoso el secretario técnico del Espanyol Jordi Lardín ya manifestó textualmente que “si Caicedo finalmente se queda con nosotros, esperemos que mejore su nivel respecto a la pasada temporada”.

De hecho el ecuatoriano ya rechazó una oferta de un equipo de Estados Unidos que le ofrecía incluso cubrir su ficha entera, y no quiso. Otra historia fue la negociación con el Pumas mexicano  que como informa en As Iván Molero, entabló conversaciones con la entidad blanquiazul, pero todo se detuvo de golpe en el momento en que salió a relucir la ficha que Caicedo percibe en el Espanyol, que calificaron de prohibitiva los directivos del equipo que dirige deportivamente el exjugador espanyolista Paco Palencia.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre