Fernando Calero comienza a recordar al futbolista que fichó el RCD Espanyol procedente del Real Valladolid. Tras una temporada decepcionante y sin continuidad (como el resto del equipo), el central empieza su segunda campaña como jugador blanquiazul siendo titular y una pieza fundamental para Vicente Moreno.

Ninguno de los entrenadores de la temporada pasada apostó por Calero con regularidad. Ni David Gallego, Pablo Machín, Abelardo y Rufete confiaron en el defensa al que le condenó los errores individuales en las primeras jornadas junto a la nefasta dinámica del equipo.

Sin embargo, su situación ha cambiado por completo con Vicente Moreno. El técnico le ha dado la titularidad desde el inicio de la pretemporada y está aprovechando la oportunidad. Lluís López y Cabrera se han alternado en el eje de la defensa, siempre al lado de un Calero inamovible para el entrenador espanyolista.

La contundencia al corte y su gran desplazamiento de balón empiezan a lucir y el nivel de Fernando Calero ha subido, acercándose progresivamente al rendimiento espectacular que ofreció en Valladolid. Es sólo el inicio de la temporada, pero el panorama es mucho más prometedor para el central.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre