La directiva del RCD Espanyol una vez más no ha estado a la altura de su historia. La entidad blanquiazul hace escasos minutos ha emitido un comunicado en el que anuncian que:

“De forma acordada entre el club y José María Calzón, y de manera provisional a la espera de la resolución de Comisión Antiviolencia de LaLiga, el delegado del primer equipo del RCD Espanyol en el partido de mañana contra el Deportivo Alavés, en el RCDE Stadium será Guillem Calzón, quien habitualmente ya desarrolla estas tareas de delegado en los partidos de fuera de casa”.

LCD.- Que que se diga que se ha acordado la medida con Calzón no justifica nada. En un club serio, gestionado por directivos con ADN pericos a Calzón le habrían obligado a hacer su trabajo mañana y con la cabeza muy alta, además. ¿Qué esperan de LaLiga? ¿Una excusa perfecta para poder castigarlo como les gustaría realmente y no se atreven? El bueno de Calzón ya ha reconocido los hechos y ha pedido disculpas públicamente. No hace falta por tanto ningún informe de LaLiga para tomar una decisión. Lo que hace falta es un poco de sentimiento perico y sobre todo valentía y decisión, algo de lo que han demostrado carecer una vez más esta triste directiva del Espanyol, que con decisiones alejadas del sentir perico como este, nos van a llevar al abismo. Ya se lo encontrarán…


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre