Al igual que Benfica, equipo que nos dio alegrías esta temporada tiene la “Maldición de Ben Barek” y tantos equipos en el mundo tienen la suya. Nuestro RCD Espanyol tenía la de ser “El equipo Aspirina”. Es decir, daba vida a todos quienes estaban en un mal momento. Durante más de 30 años la venía cumpliendo de forma matemática con una lógica rotunda.

Por ejemplo le tocaba jugar contra un equipo que estaba el último en la clasificación y perdía sistemáticamente.  Se habla durante toda la semana que Leandro Cabrera llevaba 93 partidos disputados en primera división y jamás le habían señalado cometer un penalti, viene el árbitro Del Cerro Grande,  se inventa el penalti a favor de FC Barcelona que significó la derrota por 1 a 0. También esta temporada vamos a Getafe, el equipo azulón que todavía no había conseguido la victoria y se pone rápidamente en ventaja y vence por 2 a 0. Infalible con ello pues el RCDE.

Y así todos estos últimos 30 años ya fuese en Sarriá, Montjuic o en el flamante RCD Stadium.  Todo un caso digno para ser tratado en la nave del misterio o por todo un gabinete de psicólogos.

Esta última jornada venía el Levante ocupando la última posición en la clasificación con el añadido que en las 16 jornadas de liga disputadas todavía no había conseguido ganar un partido, habiendo puntuado solamente con 8 empates.

Particularmente confieso que fui al partido convencido que estaba perdido debido a la “famosa maldición” que nos persigue.  El mismo no podía comenzar de mejor manera cuando a los 6 minutos nos poníamos uno a cero.  Poco duró la alegría y se daba la lógica esperada. Levante UD dio vuelta el resultado a los pocos minutos.

A los tres minutos de la segunda parte se consigue empatar, el sueño del entrenador, jugadores y afición.  Pero esta alegría dura 14 minutos y otra vez los levantinos se ponen en ventaja 2-3.

 Estaba claro el equipo “Aspirina” no podía fallar y sería fiel a su historia.

Pero  3 minutos más tarde se consigue empatar nuevamente.  Ambos equipos se lanzan por el partido y el mismo se convierte en un  peligroso correcalles con oportunidades para ambos.  Corre el minuto 75 y Javi Puado Díaz consigue su segundo gol en el partido el cual a la postre sería el del triunfo. El fútbol, su calidad y la fortuna le devolvieron lo que una semana antes le negaron en Vallecas al número 9 blanquiazul.

Esta victoria ha servido para marcar un antes y un después.  Más allá de los errores o aciertos en lo táctico y estratégico, este partido servirá para corregir y mejorar en muchos aspectos.

Se ha demostrado que en el aspecto anímico el equipo es fuerte y solidario.  Creyó en todo momento en la victoria y al decir de los propios jugadores la afición los llevó en “volandas” siendo el auténtico jugador número 12 a pesar del nefasto arbitraje.

Por lo tanto podemos decir que el equipo Aspirina YA NO EXISTE.

Força Espanyol.

Libre Directo

Carlos Acosta

Socio 9.118


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorLos objetivos del Espanyol para la segunda vuelta
Artículo siguienteVicente Moreno: «Ya nos preocuparemos del mercado, el club va trabajando y haciendo»

1 COMENTARIO

  1. qué partido el de aquél día, don carlos… nunca he vivido con tanta intensidad un partido y eso que no estaba en el estadio para verlo, pero alguien ocupó mi lugar pues cuando no voy al estadio por razones x, otro perico me sustituye… estaba pasando unos días en madrid, qué maravilla, qué ambientazo, ya no me figuo qué será en navidades… le digo a mi señora, mira en el móvil cómo van mis chicos… «minuto 10, ganan 1-0». no me lo puedo creer, nada más empezar y ya ganamos… pasa un rato y lo mismo… ¿cómo van?… «descanso, pierden 1-2». disgusto del 15. de tal suerte que a cada rato le preguntaba el resultado y además de decirme, «cómprate un móvil con internet y deja de darme la brasa» me iba informando. Y así, «2-3» y al fin… «4-3… finalizado… habéis ganado»… de locos… mi primer pensamiento fue para mi amigo manolo, a quien le pasé el carné… cómo habrá disfrutado… y sufrido.
    en fin… pero jugamos fuera y siempre la misma cantinela: don dieter habrá regresado de vigo, si ha ido, con cara de funeral… en fin…

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre