Robert Hernando.- He tenido el inmenso placer de charlar con Mercè Palmà viuda de Josep Manel Casanova el padre eterno de nuestra cantera, sobre la vida, obra y milagros de su marido. En realidad he tenido la suerte de escuchar, de leer, porque Mercé que precisamente hoy cumple años, es una mujer tremendamente comunicativa a la que se le iluminan los ojos cuando habla orgullosa de su esposo.

Si para algo vale la pena el esfuerzo que hacemos los espanyolistas que mantenemos viva la llama de La Contra Deportiva es precisamente para poder publicar historias como las de Mercè y Manel, porque uno está convencido de que sin Mercè no hubiésemos podido disfrutar ni del Manel que disfrutamos, ni de sus hijos futbolísticos. Es de justicia que el perico pueda conocer más y mejor que significó Manel Casanova en la historia del club en la voz de quien más lo conoció y lo admiró. Pero también que conozca a una señora del Espanyol de los pies a la cabeza. A Mercè Palmà. Glòria als herois!

Robert Hernando.- Buenos días Mercé, el pasado día 14 se bautizó la residencia de la Escola Túrbula con el nombre de Josep Manel Casanova. ¿Qué ha supuesto este merecido homenaje para la familia?

Mercé Palma.- Para nosotros ha supuesto una alegría enorme, con lazos de tristeza también. Recibimos este “Bautizo” como un gesto INMENSO  y  merecido hacia mi marido, que como se suele decir, desde arriba se ve todo, ¿no? Pues eso… Orgullosa toda la familia porque el club siempre querido  y  respetado por Manel, lo haya reconocido y de una manera brillante, como ya dije en mi discurso.  Puerta en el Estadio y Residencia, no se puede pedir más. Ahora sí Manel, ahora sí… Descansa en paz, cariño.

Quisiera hacer un apunte en cuanto a que la familia de Manel. Siempre le censurábamos y le demandábamos tiempo, ese tiempo que ves que va pasando y no vuelve… Él nunca tenía tiempo, o muy pocas veces, ni para nosotros ni para él mismo.  Tuvimos todos que aprender a quererle así, a su manera. Todos sabíamos lo importante que fue la familia que le arropó en su camino,  pero también todos sabíamos que lo que más le importaba era su trabajo, concretamente su RCD Espanyol. Dedicó jornadas interminables e incondicionales a su pasión, el Futbol Base. Decía  “No te puedes parar, información es poder si no voy no veo y te pasan otros clubs por delante”.

Sería lo que se dice ahora, que está tan de moda: “Salir de la zona de confort”. Manel nunca estaba en una zona de confort…  Como dijo, Oscar Perarnau: “Esperit de Màxims” – (Espíritu de máximos). Ese era Manel. Sin ninguna duda, esto dejaba un vacío emocional en cada uno de nosotros, su familia, pero he de decir que su bondad y su buen hacer tapaba todo vacío existente.

Sus hijos, su nieto, su cuñado, su suegra (siempre tan atenta con las comidas que a él le gustaban, cuando regresaba a casa) y yo misma como mujer, teníamos estas carencias, sin embargo ahora en estos momentos, tenemos un vacío brutal.

Hoy, podemos decir que aparte de quererlo y mucho, le demostramos toda la familia que lo entendíamos y lo admiramos como persona y como profesional. ¿Qué bonito, esto de que alguien te admire, no?

R.H.- Fue un acto muy bonito y entrañable, recalcaste mucho en tu emotivo discurso que querías dar las gracias a los actuales gestores del club… ¿Por qué?

M.P.- Sencillo. Porque la anterior directiva, en un momento de desencuentro de opiniones y de querer la silla del Fútbol Base para otra persona, que duró lo que duró, ahí lo dejo. Un inventor de los inventores cuando no había nada que inventar, el secreto era trabajar y no aparentar que se trabaja.  Pues siguiendo, como decía  no lo trataron con el debido respeto que mi marido se merecía. No todas las personas, por supuesto, pero sí las de más peso.

Sí mi marido nunca dio nombres, tampoco lo haré yo. No le gustaría. De este grupo de personas, quedan exentas unas cuantas, ellas saben quienes son  que finalmente le demostraron afecto y estuvieron a su lado en todo momento.

También he de decir, que posteriormente y con mi marido ya en el Málaga Club de Fútbol, varios miembros de esa directiva, le pidieron disculpas a Manel, en un partido RCDE-Málaga. Como se suele decir, el mal ya estaba hecho. De todas formas, también como se suele decir, rectificar es de sabios, o de “madre mía lo que hicimos” Y como decía Manel “més val tard que mai” – Más vale tarde que nunca-

Dar las gracias a la actual Directiva, tiene un porqué y muy claro. Si ellos no hubieran querido que su residencia se llamara JM Casanova, no lo hubieran aceptado. Entonces, unas personas que no conocían, mejor dicho, no habían vivido todo el esfuerzo y los triunfos conseguidos por el fútbol base de las dos décadas que estuvo mi marido al frente, y estos son capaces de valorar y agradecer todo este trabajo (que fue mucho, muchísimo), es por lo que dije que este hecho cobra un sentido mucho más grande y sobre todo tiene un gran valor añadido al tributo hacia mi marido.

R.H.- Oscar Perarnau tuvo unas palabras preciosas para su maestro ¿Era el alumno aventajado?

M.P.- A la pregunta, su respuesta es: ¡Muy aventajado!  Lo mejor de Òscar y lo diferente al resto, es que escuchaba y tomaba nota de todos los consejos o bien de la manera de trabajar de Manel. A todo esto, le sumas su capacidad de trabajo e intelectual, junto a su manera de hacer y el resultado es óptimo. Como ya estamos viendo.

En relación a las palabras de Òscar, somos nosotros – la familia – que no tenemos palabras suficientes para agradecer ese sentido discurso. Quién conoce a Òscar, sabe que es de poco hablar y en público menos, por este motivo aún fue mucho más valioso su discurso, con unas palabras como tú dices, Robert, preciosas. No olvidaremos ese momento, jamás.

R.H.-Además ha coincidido la misma semana de la clasificación europea del Espanyol después de 12 años. ¡Y todavía con hijos futbolísticos de Manel en la plantilla!

M.P.- Sí, menuda ilusión. Yo no pude ir al campo esta última jornada, pues mis obligaciones que desempeño ante un voluntariado, me lo impidieron. Eso, no quitó que no lo pudiera vivir en la distancia, pues los mensajes al móvil me iban cayendo cada dos por tres.

Hubo un amigo, Carles Carbó  – desde Marbella -, que me mandó dos fotos de las alineaciones del partido, es allí donde pude apreciar que habían 4 jugadores de Manel en el campo y 2 en la “banqueta”. Importante, cantera. Importante en el 2019, aún en el terreno de juego hijos futbolísticos de Manel.

R.H. ¿Qué significaba el Espanyol para él?

M.P.- UFFF, Robert, que pregunta. Para hacerlo fácil: ¡significaba todo! Sentimiento y respeto  en toda en la extensión de la palabra.Te explicaré tres cosas (las más significativas) que resumirán que significaba para él ESPANYOL.

– Boda: Todo giró en torno de los colores del Espanyol y por supuesto hubo himno incluido…, José Manuel Lara y su Sra. se quedaron impresionados…

– Casa: Empezamos de alquiler, estuvimos cinco años. Cuando buscamos casa propia, hasta que no encontró la casa adecuada pero sobre todo que fuera un nº.23, no paró. Finalmente, compramos casa y vivimos en un nº. 23 (Tamudo – su jugador emblema y amigo indiscutible).

Nuestra casa está repleta de objetos: copas, placas, fotos, cuadros del Espanyol, parece un museo. ¡Está intacta!! Tal y como a él le gustaba.

Decisiones: Un día le propusieron comprar un piso en el barrio de Gràcia y ser socios con la otra persona (muy allegada al Consejo de la época) y que dicha propuesta era hacer un negocio. Consistía en llenar el piso de jugadores traídos – obviamente por mi marido – y así de esta manera se iba pagando un patrimonio por sí solo.

Yo, le dije: Va, sí Manel, no es un mal asunto, además quién te lo propone, no nos va a fallar.. Él respondió: “Tú eres una bomba, Mercè, calma, clama, esto no lo puedo, ni debo hacer, pues yo siempre he vivido de mi nómina y si un día tengo un problema con el club, sería lo primero que me sacarán en cara y por la prensa y demás, será este negocio”. Pues nada, como ya he apuntado, el Espanyol para mi marido significaba sentimiento y respeto.

R.H.- ¿Qué jugador o jugadores provocaron en Manel un cariño especial?

M.P.- Ufff, muchísimos, no puedo dar nombres porque quedaría mal ante muchos. Con todos ellos mantenía una relación muy especial, muy de “padre futbolístico”, pero también a nivel personal, tenía grandes amigos, que con el tiempo fueron creciendo y venían a traerle a sus hijos, etc… Su teléfono no paraba.

Sobre todo, estaba especialmente pendiente de los chicos de la residencia, pues necesitaban tutela y consejos. Su implicación era máxima en todo lo que hacían, se sabía las fechas de nacimiento, las fechas de los debuts, las lesiones, los partidos jugados, los goles.  Manel era un PC portátil…

Recuerdo, que en una de sus intervenciones de rodilla, estando en el hospital, las visitas de jugadores no paraban, y una enfermera me dijo: ¿qué es profesor su marido? Y yo le respondí “ no, te cuento, mi marido ahora trabaja para el MCF pero antes fue coordinador del fútbol base del RCDEspanyol, por eso tiene tantas visitas, de sus niños y compañeros que lo aprecian”.

Lo curioso fue después cuando un día vieron entrar al propietario del Málaga Mr. Al-Thani y a su familia con un sequito de personas, que nosotros no sabíamos dónde meternos… Y Manel como siempre tan alegre, haciéndose fotos con ellos, enfermeras incluidas. Un show este Manel, en el hospital o donde estuviera.  ¡Se hacía querer!

R.H.- ¿Cuántas veces intentó el FC Barcelona fichar a Manel Casanova?

M.P.- ¿Cómo sabes esto? Bien, ya sabemos todos por los escritos de prensa, que han sido unas cuantas. Cinco en total en mis 23 años de casada, han sido tres veces. Anteriormente dos más. Las que yo he presenciado y he visto la documentación, siempre han sido para el Fútbol Base.

R.H.- Y entiendo que no le ofrecerían poco dinero…

M.P.- Pues No, poco no era. Aunque no te voy a negar, que se sentía muy orgulloso y su ego estaba a máximos, finalmente siempre decía que no, por una cuestión que no tenia vuelta de hoja. ¡Sentimientos !

Yo siempre le decía: “venga Manel vamos”, y soy del Espanyol – que conste-, pero como mujer: “le decía los negocios, son los negocios”, a lo que él me contestaba: “Mercè, els sentiments ni es compren ni es venen, es tenen i es mantenen…Tu ets una bomba de rellotjeria”. (Mercè los sentimientos ni se compran ni se venden. Se tienen y se mantienen… Tú eres una bomba de relojería).

Quiero decir desde estas líneas, que el FC Barcelona se ha portado siempre muy bien con Manel, lo han respetado como persona y profesional, quedó bien demostrado en su marcha, contamos con la presencia y los cálidos abrazos  de personas que lo apreciaban. Asimismo, nos hicieron llegar unas flores de acompañamiento y una preciosa carta del Presidente.

R.H.- ¿Cómo de dolido se marchó del club de su vida?

M.P.- Hago una respiración profunda, para poder contestar esta pregunta. ¡Perdona! A mi Manel, le dolió mucho, le dolió el alma de como se planteó el tema y de qué manera.

Llegando de una baja médica, por una operación de rodilla, que le tuvo fuera de actuación solamente 3 semanas, entró en su despacho y encontró todo recogido en cajas. Le habían asignado otro despacho, sin previo aviso, ni consentimiento. En ese momento Manel, llamó a los Mossos d’Esquadra para que atestiguaran lo que ocurría y quien estuvo a su lado, de manera incondicional, fue Ana Maria Fusté , gran señora y persona.

Una tarde posterior a esta actuación, lo citaron en un despacho y se vio acorralado, intimidado e incluso amenazado por quién quería estar al frente del Fútbol Base en ese momento y el resto que decían ser sus amigos ni se levantaron, para atemperar la situación.

Manel, ese día, dijo al llegar a casa me dijo: “Això ha pres una dimensió, en la que jo no vull participar. Si ha de manar algú que te uns criteris i modals ben diferents als meus, jo no hi vull ser-hi, el meu nom no vull que sigui embrutat”. (Esto ha tomado una dimensión, en la que yo no quiero participar. Si tiene que mandar alguien que tiene unos criterios y modales diferentes a los míos, yo no quiero estar, mi nombre no quiero que sea ensuciado).

Hoy, en esta charla quiero explicar que mi marido no fue despedido del RCDEspanyol, en aquel momento de desencuentro laboral, le ofrecieron quedarse cobrando lo mismo pero llevando del Cadete hacia abajo. Entonces, él no tuvo ni un momento de duda: Dijo: ¡No, así no me quedo!

Llegados a este punto, nos pusimos manos a la obra e iniciamos el camino del cambio de rumbo. Ni que decir tiene, que el corazón de mi Manel, se derrumbó y quedó tocado para siempre, aunque como él era un hombre con mucho positivismo, nunca se instaló en la pena, sino más bien era él quien nos animaba a nosotros, su familia, a ver que las cosas muchas veces pasan por algo y nunca sabes si ese algo es mejor. Bueno pues, rumbo a Málaga. ¡Bonita ciudad, preciosa gente!

R.H.- ¿Por qué escogió el Málaga para seguir su carrera?

M.P.- Sencilla la respuesta: porque llevaba los mismos colores que el Espanyol. Tú lo has dicho, escoger. En el  momento que Manel anuncia en una entrevista en TV3  su marcha del Espanyol y que está libre para otros clubs. Vinieron 3 equipos a buscarlo: Uno del norte de Galicia, otro del centro (Madrid)  y otro del sur, el Málaga.

La oferta económica más alta (superando el sueldo en el RCDE ) fue la del equipo madrileño, pero después de pensarlo e ir a reunirse con todos ellos, escogió al Málaga con unos honorarios inferiores a los del Espanyol, pero con un proyecto que le llenaba de ilusión – no tenían un Fútbol Base en condiciones y él pensó que allí seria más feliz y me dijo: “Mercè; no te preocupes, ganaré menos, pero solo serán estos dos años. Yo demostraré que hago un buen trabajo y en la próxima negociación, les pondré cantidades. En la vida no todo son Euros, la ilusión también cuenta y yo la tengo, y así no tengo que cambiar de colores”. Me sigues en este proyecto, me preguntó: “Por supuesto, respondí yo, me quedaba otra”

R.H.- Me consta que en Málaga se le quiere mucho también ¿qué cualidades tenia Manel para hacerse respetar de esa forma siempre en todas partes?

M.P.- Pues sí, Robert, en Málaga ha sido muy querido y respetado. Desde el inicio, se fue tres meses sin cobrar absolutamente nada, ni sueldo, ni dietas, ni hotel, nada de nada. Él quiso ir tres meses antes de iniciar la nueva temporada para ver si realmente tenía posibilidades de mejorar lo que había hasta el momento en la base del Málaga.

Así fue, las tenía… unas posibilidades que desde el minuto uno, Manel enseguida las puso en marcha. Tenía una visión muy amplia y certera de los pasos a seguir. Los frutos ahí están, y como siempre digo: Hay un antes y un después del paso de Casanova por los equipos. A las pruebas me remito, solo hace falta mirar el histórico del antes y después.

Es de justicia decir, que el trabajo era de un gran grupo de personas con una calidad humana y profesional increíble, todo este grupo fue examinado y dirigido por él,  para llevar a cabo el encaje de piezas de la Academia, con mi marido al frente,  sin olvidarme de su mano derecha Francesc Arnau, que le siguió minuto a minuto y supo absorber toda la experiencia de Manel.

A tu pregunta de qué cualidades tenia para hacerse respetar, pues eran muchas y diferentes, como podríamos decir, la sencillez con la que trataba a las personas. Siempre intentaba sumar y nunca restar. También transmitía su buen hacer que conjuntamente con su dosis de ironía, hacían de Manel una persona diferente.

Sus incansables jornadas laborales, se hacían notar por donde pasará. Todo el mundo había visto a Manel, aquí, allá, más allá… por los diferentes campos. Trabajando, con aquella mirada tan fija, que no se le escapaba jugador. Trataba siempre de hablar y aconsejar a los entrenadores. Nunca les dio ninguna alineación, aunque él viera que se estaban equivocando. La rectificación o consejo venia después. Por eso y más detalles, la gente le quería y  le respetaba.

No te puedes imaginar lo que supuso su pérdida en un campo de Málaga. La gente estaba consternada, dolida, triste. Nuestros teléfonos no paraban, infinidad de muestras de dolor y cariño. Estuvimos muy arropados por parte de todos, la familia Al-Thani – propiedad del Málaga Club de Futbol-, el Club con todas las personas que lo engloban, sus compañeros que estaban con él en el momento de su fallecimiento, jugadores, padres, socios… Muy fuerte como hemos vivido este momento tan triste y que ha sido más llevadero por todo el cariño mostrado, que por supuesto le correspondía a ÉL, pero la vida ha querido que lo recogiéramos nosotros, su familia.

Cuando le hicieron el partido homenaje en el campo del MCF a Manel, el 21 de Agosto, aquello fue un derroche de emociones y todo estuvo organizado por el Málaga y sus gentes de una manera extraordinaria. Cuidando todos los detalles… nos emocionó muchísimo, tanto la misa como el homenaje en el campo, con su foto en el marcador, con los aplausos, etc.

Como dato curioso, en un partido RCD Espanyol – Málaga – posterior a su pérdida -, me llamarón un grupo de socios del MCF, para que les acompañara al cementerio, querían llevarle flores a Manel, imagínate, pues nada, fuimos de excursión. No puedo acabar esta respuesta sin volver a dar las más efusivas gracias al Málaga Club de Fútbol, a la ciudad, a sus gentes, donde Manel también estuvo muy feliz.

R.H.- Muchas gracias por charlar un poco conmigo Mercé, para mí es todo un honor, tenía y sigo teniendo mucho cariño y admiración por Manel que hago extensible a toda su familia. Felicidades por el homenaje y por tu papel en la trayectoria de Manel, que me consta que ha sido muy importante.

M.P.- Robert, el honor ha sido mío. Me ha gustado poder explicar cosas que la gente seguramente no sabe, y que creo se deben saber. Me quedan muchas más en el tintero, como se suele decir, pero ahora ya no es momento de decirlas.

Mi papel, como tú dices, creo que no ha sido importante, ha sido el de una esposa que apoya incondicionalmente a su marido en su trayectoria profesional y queda al mando de la familia, para unir y ser la referencia en la vuelta a casa.

En nombre de sus hijos Carles y Clàudia, en el mío propio y por supuesto en el de toda la familia, os damos las gracias por estar con nosotros en el homenaje/bautizo de la Residencia, todo el cariño que nos habéis demostrado las personas que apreciabais a Manel, ha sido sin ninguna duda un PLUS para seguir adelante con algo más de fuerza.

¡SIEMPRE CASANOVA, SIEMPRE ESPANYOL!


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre