Por si no tenía suficiente el sufrido socio perico con la brutal subida de abonos de Roger Guasch, con comprobar que cada vez asiste menos gente al estadio, con sentirse a veces visitante siendo el local. Con los horribles accesos que tiene el RCDE Stadium, con que tu equipo haga 3 puntos de los 30 posibles.

 


Ahora se les ha ocurrido a los flamantes gestores del club montar colas de más de 25 minutos para acceder al graderío. Unas veces por falta de tornos y otras por la inoperancia del personal de acceso y seguridad a la hora de aligerar la entrada.

Y a pesar de todo muchos seguimos al estadio una y otra vez sin parar. Desde luego el Espanyol es un club grande de los grandes, porque esta penitencia no la aguanta cualquiera.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre