El RCD Espanyol se desplazará en las próximas horas a Torremirona (Navata) para conjurarse de cara a la parte final de la temporada, en la que deberá luchar por una permanencia que está a 6 puntos de distancia. El conjunto blanquiazul mantendrá la rutina de trabajo semanal programada para preparar el partido del próximo domingo ante el Deportivo Alavés.

La expedición blanquiazul, que se ejercitará el miércoles por la mañana en la Ciutat Esportiva Dani Jarque, viajará a primera hora de la tarde hacia el hotel de concentración en el que se alojará hasta el viernes al mediodía. El equipo regresará ese mismo día a Barcelona y continuará con su agenda el sábado, con la última sesión de trabajo programada en el RCDE Stadium, antes del partido contra el conjunto vitoriano.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre