Diez meses después de haberse consumado el descenso a la liga Smartbank ha vuelto el RCD Espanyol a conseguir el ansiado ascenso a la primera división.

Una tarea que al principio del campeonato parecía muy probable de conseguir, luego durante el bache en el mes de enero generó dudas pero después de ello los pericos supieron levantar el vuelo. Con buen juego, gran actitud y efectividad han conseguido el principal objetivo de esta tan peculiar y anormal temporada sin público en las gradas.

Mirando la tabla clasificatoria da la sensación de que ha sido una tarea muy fácil debido a la enorme ventaja en puntos con el tercer clasificado. En realidad de fácil nada, ha sido muy difícil poder competir y conseguir más puntos contra 21 equipos que luchaban por un mismo objetivo. Esta vez el esfuerzo y trabajo de todo el equipo que forman jugadores, técnicos, médicos, recuperadores, etc, se ha visto recompensado.

La ventaja incluso podría haber sido mucho mayor en el caso de que los arbitrajes y el VAR hubiesen hecho bien su labor. Afortunadamente ahí están las hemerotecas para poderlo demostrar a quien lo dude.

Por ejemplo, lo del partido en el estadio Gran Canarias ante la U.D. Las Palmas fue de escándalo, la más que rigurosa expulsión de Didac Vilá en el RCD Stadium ante el Real Oviedo, sin ir más atrás este último partido contra Real Zaragoza un penalti a favor del Espanyol clarísimo que árbitro y VAR no quisieron ver y que repitieron hasta 4 veces en la retransmisión televisada.

Siempre el RCD Espanyol contra todos y contra todo. Eso hace más importante el ascenso conseguido. Mucho más fuertes a los jugadores y al club. Con respecto a los aficionados las actuaciones de árbitros y VAR se puede decir que nos dejan prácticamente indiferentes ya que “no nos entran ni las balas” porque estamos acostumbrados.

Al acabar el partido en La Romareda pensé que este ascenso debería ser dedicado en primer lugar a todos aquellos pericos que partieron hacia otra vida durante esta temporada. En segundo lugar a todos aquellos que con sus actuaciones o comentarios despectivos públicamente tales como Varones Aceitones, Foutos y Panenkitas diversos que están en el mundillo del fútbol sin haber jugado nunca ni tan siquiera en el patio del colegio.

Aquí estamos. Hemos vuelto a la primera división y dispuestos a molestar a los del pensamiento único.

Força Espanyol.

Libre Directo

Carlos Acosta

Socio 9.118


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorLa Curva RCDE envía ánimos a Robert Hernando
Artículo siguienteTornem on hem d’estar i mai hauríem d’haver marxat

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre