Hay jugadores que aprovechan las oportunidades que les da su entrenador sin ser habituales en el equipo titular y otros que no. Eso es lo que sucedió anoche en Tenerife en el Espanyol. Con un once inicial plagado de teóricos suplentes, los blanquiazules mostraron una versión apática y se conformaron con no encajar para resolver la eliminatoria en el RCDE Stadium. Los dieciseisavos de final de la Copa del Rey viajarán a Cornellà tras un 0-0 cuyo marcador fue la mejor noticia del encuentro para los pericos.


Equipo titular RCD Espanyol: Diego López; Sergio Sánchez, David López, Naldo, Dídac Vilà; Diop, Marc Roca, Hernán Pérez, Granero; Sergio García y Álvaro Vázquez.

Equipo titular del Tenerife: Carlos Abad; Luis Pérez, Jorge Sáenz, Aveldaño, Nahuel; Bryan Acosta, Alberto, Suso Santana, Aitor Sanz; Malbasic y Brian Martín.



El arranque dominante en la posesión del Espanyol auguraba un partido controlado por parte de los blanquiazules, pero poco duraría dicho presagio. Ya en la primera parte, el Tenerife tenía algunos acercamientos al área perica que fueron en aumento a medida que avanzaba el encuentro.

La disposición táctica del Espanyol era la siguiente: con la línea habitual de 4 defensas, Diop y Marc Roca fueron los protagonistas en la medular, con Hernán Pérez en la banda derecha y Granero en la izquierda. El paraguayo ejercía de extremo diestro mientras que Granero jugaba más por dentro escorado a la izquierda. Álvaro y Sergio García fueron los delanteros.

Las pérdidas en la zona de creación empezaron a sucederse. Marc Roca estuvo especialmente desacertado en la salida de balón, aunque tampoco recibió las ayudas necesarias. Con Diop centrado en las tareas defensivas, la inactividad del canterano le pasó factura.

Granero y la presión local, claves

La pobre salida de balón de los blanquiazules no sólo se explica con las dificultades de Marc Roca. El Tenerife realizó un gran esfuerzo a lo largo del partido para presionar y desconectar la sala de máquinas del Espanyol. En varias fases del partido la medular perica se vio superada y se centraba en ayudar a los defensas. En este punto es donde se esperaba algo más de Granero.

Granero sigue sin dar su mejor versión en el Espanyol.

Al ‘pirata’ le costaba ofrecerse como alternativa entre los centrocampistas y pasó desapercibido en la banda izquierda. Sin Sergi Darder y sin Jurado, el equipo no encuentra un faro al que agarrarse en la salida de balón. Granero debió coger las riendas junto a Marc Roca, pero no se apreció más allá de tímidos intentos.

Diego López, superlativo; Naldo, correcto

La segunda parte fue del Tenerife la mayor parte del tiempo. El Espanyol parecía tener siempre presente el partido de vuelta en casa y se limitaba a defender, con lo cual el Tenerife creció con el balón. En el repliegue de los blanquiazules Naldo tuvo su cuota de protagonismo. Parece que le ha sentado bien al central brasileño el estar fuera del equipo titular desde la jornada 3: dio la talla ofreciendo su mejor versión. Estuvo impecable en el corte y robando balones en su zona de influencia.

Sin embargo, Diego López fue el gran protagonista. Fue el mejor del partido con varios paradones y mostrando la seguridad bajo palos que siempre le ha caracterizado. Estuvo muy concentrado y no se notó los 5 meses de inactividad del portero gallego. El Espanyol puede tener una versión A y B en el resto de líneas, pero en la portería tiene a dos guardametas titularísimos.

El tramo final del partido sirvió para ver cómo el Espanyol mejoraba ligeramente con los cambios. Melendo, Aarón y Gerard Moreno sustituyeron a Sergio García, Granero y Hernán Pérez. Melendo ofreció lo que sus compañeros no dieron: ofrecerse constantemente entre líneas para tratar de desequilibrar a los tinerfeños. Gerard Moreno sacó a relucir el orgullo propio del equipo acechando la portería local en contraste con la pobre actuación de Álvaro Vázquez en ataque.

A pesar de los últimos intentos locales en el descuento, nadie conseguiría inaugurar el marcador. Los blanquiazules se llevan los deberes a casa. Si el Espanyol quiere pasar a los octavos de final de la Copa del Rey, deberá aumentar el nivel ofrecido anoche en el Heliodoro Rodríguez López.

Comentarios

Comentarios

1 COMENTARIO

  1. Varios con su pobre actuación individual justificaron el porqué de ser suplentes o no entrar en las convocatorias. Lo de que no tienen ritmo competitivo u otra excusa no valen. Son mayorcitos. Se impone una llimpieza con cautela mediante cesiones o lo que sea.
    Me preocupa mucho ver que no tenemos fondo de armario.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre