Cosechar un empate contra la Real Sociedad en Anoeta suele ser visto como positivo antes de comenzar el partido. Pero una vez visto el encuentro, anoche la afición acabó con un sabor amargo. El Espanyol desaprovechó una fantástica oportunidad de despegar en la clasificación y empató (1-1) tras una gran primera mitad y un decepcionante segundo tiempo. A pesar de haber recuperado las sensaciones de la pasada temporada en cuanto a sacrificio defensivo y orden táctico, al equipo le sigue costando ganar y ya suma el cuarto empate en 9 jornadas.


Equipo titular del RCD Espanyol: Pau; Víctor Sánchez, David López, Mario Hermoso, Aarón; Javi Fuego, Darder, Jurado, Piatti; Gerard Moreno y Baptistao.

Equipo titular de la Real Sociedad: Rulli; Odriozola, Diego Llorente, Íñigo Martínez, Kevin Rodrigues; Illarramendi, Zubeldia; Xabi Prieto; Vela, Willian José y Oyarzábal.



El partido empezaba con una buena versión del Espanyol. La Real tenía la posesión, pero los blanquiazules presionaban con eficacia y salían al contragolpe con bastante peligro. El inicio fulgurante de los pericos obtuvo pronto su recompensa con el gol de Baptistao en el 8′ tras un fantástico centro de Jurado por banda derecha y un gran remate de cabeza del delantero brasileño apareciendo por el primer palo de la portería de Rulli.

Jurado y Baptistao, las variantes

El gol suponía el ejemplo perfecto de lo que buscaba Quique Sánchez Flores cambiando la posición de Jurado y Baptistao respecto a las anteriores jornadas. El primero se escoraba constantemente en banda derecha y el segundo era la punta de lanza junto a Gerard Moreno para presionar y buscar remates tras los centros por las bandas. Como ante el Deportivo de la Coruña, Baptistao supo situarse al primer palo y entre dos defensas encontró el agujero necesario para materializar la asistencia de Jurado.

El resultado y los estilos de ambos equipos invitaban a los locales a dominar el esférico y al Espanyol a replegarse. Sin embargo, en la primera parte los blanquiazules no dudaban en tocar y mover el balón en campo contrario. Combinaban el trabajo defensivo con el bloque bajo con el estiramiento de líneas y jugando en 3/4 con la posesión.

El sentido colectivo del Espanyol se mantuvo en todo momento con orden y sacrificio en defensa.

Vela con una clara ocasión en el 27′ comenzaba a dar síntomas del cambio de tendencia en el partido, la cual se potenciaría en la segunda parte. Pero el Espanyol seguía intentando llevar el encuentro a su territorio con alguna que otra posesión larga. En cuanto al repliegue defensivo, la reacción en cadena del equipo tras pérdida y/o error individual se producía con celeridad. Darder estuvo impecable en la recuperación ayudando a Javi Fuego, pero eso le restó capacidad para generar juego ante la medular de los donostiarras.

Aarón, un muro; Víctor, superado

La segunda parte potenció el repliegue absoluto del Espanyol y el dominio de la Real Sociedad en el partido. Quique había estudiado bien a los locales obstruyendo su juego entre líneas, el cual es uno de sus grandes puntos fuertes. Pero cayó en el repliegue demasiado pronto, estrategia similar a la empleada en estadios de equipos en competiciones europeas tanto en la presente temporada como en la anterior.

Los dos laterales tuvieron dos noches opuestas. Aarón Martín tenía casi tanto o más trabajo con Odriozola, el lateral diestro de la Real, que con Vela, a priori el extremo al que le tocaba cubrir. El juego por dentro del mejicano obligaba al lateral izquierdo perico a estar muy atento a las subidas de Odriozola, una de las grandes sensaciones de lo que va de liga. Acostumbrado a destacar por su vocación ofensiva, Aarón estuvo soberbio anoche en tareas defensivas.

Peor suerte tuvo Víctor Sánchez. El capitán blanquiazul volvía de su última lesión y se le notaba falto de ritmo. Si ya se le veía con serias dificultades para parar el caudal ofensivo de Oyarzábal y Kevin Rodrigues, los jugadores donostiarras que transitaban su banda, se vio superado por Adnan Januzaj. El belga entró en la segunda parte y, gracias a su genial jugada por la izquierda, le ponía en bandeja a Illarramendi el 1-1 en el 68′.

Los cambios de Quique daban por bueno el empate y así lo asumieron los jugadores. Sergio García entraba por Baptistao en el 65′ poco antes del empate. Dídac entraba por Piatti en el 77′ y Granero por Jurado en el 81′. Aarón y Dídac, los dos laterales zurdos de la plantilla, coincidían sobre el terreno de juego.

A pesar del revés del empate, el Espanyol se recompuso para cerrar el partido y llevarse un punto de Anoeta sofocando cualquier intento local por remontar y desquiciando a los jugadores de la Real Sociedad, hecho plasmado en la expulsión por doble amarilla de Illarramendi en el minuto 91. Un empate que sabe a poco tras el buen inicio de partido… pero que puede ser bueno con una victoria la próxima jornada en casa. Será otro lunes más, a las 21 horas, en el RCDE Stadium ante el Betis.

 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre