El Espanyol sigue mostrando señales preocupantes. En un partido con un bagaje ofensivo prácticamente nulo hasta el 80′, los blanquiazules tiraron de épica en los últimos 10 minutos para amarrar un punto ante un Villarreal con muchas rotaciones y pensando en la Europa League. La realidad es que los suplentes del ‘submarino amarillo’ tuvieron controlado el partido hasta el último tramo ante un conjunto perico que decepcionó una vez más a su afición pese al arreón final.


Once titular del Espanyol: Diego López; Víctor Sánchez, David López, Naldo, Aarón Martín; ‘La Roca Sánchez, Darder, Granero; Baptistao, Sergio García y Gerard Moreno.

Once titular del Villarreal: Sergio Asenjo; Mario Gaspar, Álvaro, Víctor Ruiz, Rukavina; Javi Fuego, Rodrigo, Fornals, Cheryshev, Raba; Enes Ünal.


La primera parte fue realmente terrorífica por parte del cuadro perico. Sin mordiente arriba a pesar del tridente formado por Baptistao, Sergio García y Gerard Moreno, el equipo se mostró totalmente inofensivo en ataque. Además, demostró que la solidez defensiva de la temporada pasada despareció hace tiempo volviendo a cometer errores en su propia área que cualquier equipo de Primera División sabe castigar.

Y así llegó el gol del Villarreal. Rodrigo aprovechaba un rebote para fusilar a Diego López y hacer el 0-1 en el 24′. Los visitantes conseguían reflejar en el marcador su dominio y el Espanyol confirmaba los peores temores de sus aficionados. Los minutos posteriores siguieron el mismo camino: en el 27′ Enes Ünal casi hace el 0-2, pero su disparo impactaba en el lateral diestro de la red de la portería perica.

Darder, otra vez sustituido en el descanso

Los pericos mejoraban ligeramente en los últimos minutos de la primera parte, pero seguían sin generar ocasiones de peligro. El Villarreal estaba cómodo sobre el terreno de juego y jugaba con el nerviosismo del Espanyol. A pesar de colocar a Sergi Darder en una posición más natural para él, ya que jugó de centrocampista por delante de ‘La Roca’, la medular blanquiazul era incapaz de generar oportunidades en ataque.

Darder sigue sin explotar en el sistema de Quique Sánchez Flores.

Quique Sánchez Flores volvió a tomar decisiones en el descanso. Dio entrada a Marc Navarro en sustitución de Darder. El mallorquín quedaba señalado una vez más: no era la primera vez que el entrenador madrileño lo cambiaba tras finalizar la primera parte.

Víctor Sánchez ocupando tres posiciones 

La entrada de Marc Navarro desplazaba a Víctor Sánchez al centro del campo. Fue la segunda posición que ocupaba el capitán del Espanyol en el partido, pero no sería la última. En el 66′ entraba Piatti por Naldo, lo que obligaba a Quique a reorganizar la defensa. Víctor pasó a ocupar el central izquierdo para formar junto a David López el eje de la zaga. En todas las posiciones le costó rendir al capitán perico.

El Espanyol mejoraba en la segunda parte. O, más concretamente, lo intentaba con más ganas. El Villarreal seguía defendiendo su ventaja y lo fiaba todo a una contra para sentenciar el partido. Bacca, que entró en el 71′ por Cheryshev, casi lo consiguió, pero la fortuna estuvo del lado blanquiazul en esta ocasión.

Llegaron los últimos 10 minutos y el conjunto perico se desmelenó. En el 84′, una falta sobre Gerard Moreno al borde del área la lanzaba magistralmente Esteban Granero para hacer el 1-1. ‘El pirata’ conseguía igualar el partido y, de la nada, hacía soñar con la victoria a una afición que sí pudo disfrutar en los últimos instantes del encuentro viendo a su equipo ir a por el triunfo.

Esteban Granero salvó al Espanyol marcando el 1-1 de falta directa.

Sin embargo, el 1-1 fue el resultado final del choque. Una triple ocasión del Espanyol en la última acción del partido casi le da los tres puntos, pero Asenjo y la escasa eficacia goleadora lo impidieron. El análisis global del encuentro hacía pensar que los blanquiazules debían estar satisfechos por el punto conseguido. Pero la realidad y las urgencias del equipo no permiten sonreír a su afición. Tres empates consecutivos y el próximo viernes toca rendir visita a Riazor. Ganar al Deportivo de la Coruña pasa a ser fundamental para no meterse en más problemas de los ya asumidos.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre