Cualquier partido con el Espanyol de por medio es motivo suficiente para que el espanyolismo se active. Todos los duelos que afronta el conjunto blanquiazul son seguidos con un enorme interés, pero siempre hay uno que sobrepasa todas las fronteras. El aficionado perico lo espera pacientemente durante toda la temporada. Y ese día ha llegado.

La palabra derbi adquiere otra dimensión por rivalidades como la del Espanyol y la del Barça. Un choque de trenes en el que el equipo blanquiazul siempre parte en desventaja, pero al que nadie le puede arrebatar el orgullo y la historia que le contempla. Esta noche a las 20:45h el RCDE Stadium será el escenario de un auténtico partidazo. Fútbol en estado puro.

Uno de los grandes (y escasos) méritos de la temporada pasada en el Espanyol de Quique Sánchez Flores fue el de recuperar el derbi. Acostumbrados a caer sin pena ni gloria en las últimas temporadas, el conjunto perico se reveló y tanto en Copa del Rey (ganó 1-0 en la ida, disputada en el RCDE Stadium) como en Liga (1-1 en Cornellà) fue capaz de contrarrestar al Barça.

El conjunto azulgrana visitó dos veces el feudo perico en la anterior campaña y se llevó una derrota y un empate. Esta trayectoria es precisamente la que quiere fortalecer y prolongar el Espanyol: convertir el RCDE Stadium en una pesadilla constante para el Barça.

Por lo tanto, es el mejor momento para que Rubi y sus jugadores consigan la primera victoria del Espanyol en Liga en Cornellà ante su eterno rival. Dicho de otra forma: es la prueba perfecta para comprobar que el equipo ha superado el bache en la competición liguera (tres derrotas consecutivas) tras la victoria frente al Cádiz que supuso la clasificación para los octavos de final de la Copa del Rey. Superarla significaría que el vestuario está capacitado para seguir luchando en la parte alta de la clasificación y, de paso, volver a demostrar que el derbi está más vivo que nunca.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre