Cuantas veces se ha tirado de la frase del maestro Ortega y Gasset “yo soy yo y mi circunstancia”, pero esta vez es definitoria de lo que nos sucede.

Nuestra circunstancia es la que es, el fútbol convertido en negocio por encima de todo, unos horarios disparatados sometidos al criterio económico, la necesidad de la mayoría de clubs de dejar de ser de sus socios para convertirse en Sociedades Anónimas Deportivas donde los criterios de rentabilidad y las oportunidades de beneficio son las leyes que imperan, etc.etc.

A eso debemos añadir que tenemos como rival ciudadano a un equipo que lo abarca todo y ofrece a los jóvenes títulos e ídolos. Nuestra circunstancia es así y no estamos en condiciones de cambiarla, pero la frase del maestro empieza diciendo “yo soy yo” eso sí depende de nosotros y ahí estamos fallando.


¿Por qué ni tan siquiera cuando estuvimos cerca de ser lideres el campo no se llenaba ni en la mitad del aforo?, ¿por qué hay tantos socios que no han renovado sus carnets?, ¿por qué hay que recurrir a promociones “in extremis” para conseguir espectadores?, ¿por qué tantas cosas?

En mi opinión el grave error está en no haber potenciado la parte más sentimental, mas épica que mueve el fútbol “los colores”.

Somos los que somos, una historia con altibajos pero que ahí sigue, la expresión de la rebeldía frente a lo fácil, lo cómodo, lo establecido, un sentimiento que pasa de padres a hijos y que genera emociones casi sin títulos, somos la expresión quizás del último milagro del fútbol profesional, el único equipo que no tiene ninguna institución política o administrativa que lo apoye sino todo lo contrario.

Ese es nuestro “yo”, y ese es el “yo” que hay que promocionar, colores, sentimientos, pasiones, rebeldía y eso no se ha hecho.

Necesitamos una vuelta de tuerca en la gestión del orgullo de ser perico, sin complejos, y eso será bueno para todos incluso para aquellos que priorizan ante todo los números.

JOSÉ MARÍA FUSTER-FABRA.

Abogado perico.

Comentarios

Comentarios

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre