Si hay cuatro pericos y el “tato” con el “tanta” enfadados por la noble y loable posición apolítica del RCD Espanyol, que por otra parte, aplauden la mayoría de sus socios, abonados y accionistas. También sucede algo parecido en la otra acera de la diagonal. Y es que ya son muchos los culés enfadados y hastiados con la directiva del FC Barcelona por su sistemática insistencia en politizar el club azulgrana.

El enfado ha llegado hasta tal punto que no se descartaría un trasvase de aficionados de un club hacia el otro, algunos pericos buscan insistentemente que el Espanyol sea una copia barata del Barcelona y algunos culés quieren que su club no se meta en política. Paradojas de la vida que a veces pone a cada uno en su sitio, o no.


De hecho algunos socios barcelonistas no han tenido reparo en reconocer este cambio de “chaqueta” incluso en sus propias cuentas de las redes sociales.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre