Espanyol y Rayo se veían las caras en el RCDE Stadium en un partido marcado por la necesidad de puntos. Los visitantes salieron más concentrados al partido, y antes de cumplir el minuto 10 ya habían tenido una buena ocasión y un gol anulado por fuera de juego.

El nerviosismo se apoderó de la grada, que en acciones puntuales perdió la paciencia con el equipo. Pasado el cuarto de hora los hombres de Rubi empezaron a carburar y con la presión alta dificultaron la salida de balón del Rayo.

Los blanquiazules se pudieron adelantar en el marcador con un gol de Sergi Darder al minuto 20, pero el VAR lo anuló. A partir de ese momento el encuentro entró en un intercambio de golpes hasta la lesión de Piatti. Con uno menos, esperando la entrada de Wu Lei, un balón colgado al interior del área perica terminó con un testarazo inapelable de Abdoulaye Ba.


La entrada del jugador chino subió las revoluciones y agitó el partido. El propio Wu protestó una posible pena máxima a los pocos segundos de estar en el campo. Derrota momentánea al descanso y dudas, muchas dudas.

La reacción tenía que ser inmediata y el equipo salió con la lección aprendida. Darder y Dídac pusieron en aprietos a Dimitrievski, pero el macedonio se mostró sobrio. La presión espanyolista surgió efecto. Una gran jugada individual Wu Lei significó penalti favorable a los pericos. Borja Iglesias no perdonó y puso las tablas en el marcador.

Darder se volvió a convertir en el protagonista del partido. En primera instancia el VAR volvió a privar al balear de sumar un gol para su equipo, pero en el minuto 95 se sacó de la chistera un auténtico golazo cazando un balón desde la frontal.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre