Tuvo una gran ocasión para sentenciar el partido contra el Real Madrid con 2-0 favorable al Espanyol, pero no pudo redondear su enorme actuación en el mano a mano frente a Courtois. Sergi Darder protagonizó una nueva exhibición ante el conjunto blanco y, cada vez más, está demostrando ser el auténtico dueño del centro del campo blanquiazul.

Vicente Moreno ha realizado varios cambios en la medular en el primer tramo de la temporada. David López, Fran Mérida, Morlanes y Keidi Bare han entrado en una rotación de la que Darder es pieza intocable. Sus compañeros se han repartido los minutos y él siempre ha sido indiscutible. El técnico blanquiazul lo ha tenido claro desde el primer momento y el centrocampista mallorquín está respondiendo.

La confianza de Darder va en aumento y, con ella, la de todo el equipo. El Espanyol encadena dos victorias consecutivas en casa y quiere prolongar la buena racha a la vuelta del parón internacional contra el Cádiz. La plantilla está mentalizada con Sergi Darder como director de orquesta del juego del equipo.

Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorWu Lei brilla con China
Artículo siguienteEl Femenino ‘A’ sigue sin conocer la derrota (1-1)

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre