Como socios podemos estar más felices que nunca. Las cosas del Club las percibimos como que se están haciendo bien. Es cierto que llevábamos tiempo en que sencillamente no se hacía nada pero siempre se puede ir a peor. Rufete y Perarnau junto a la ampliación de Chen consiguen que la puñalada de Rubi no sea mortal y parezca la coz de un mosquito. Por otro lado los goles del joven Campuzano y la desidia han paliado, cuando menos por el momento, el dolor por la marcha del Panda rumbo a Sevilla.

Es curioso el proceso. Vamos fortaleciéndonos con la marca Barcelona a pesar de las demencias de Colau y las Asociaciones de Vecinos. Es curioso ver el transformismo del Director General para penetrar en la sociedad y es que pasa de ser Roger Guasch I del Liceo a Roger Guasch I de LLedoners. Ya debe quedar poco para que encuentre la justa medida.


Al Espanyol se le exige ambición. La última vez había amplio consenso en echar a Rubi en su nefasta mala racha porque al no hacerlo se transmitía poca exigencia de Club. Ahora, sino se vende por La Cláusula lo mismo.

El Darderismo gusta como acto de “auto imposición”. El perico precisa de objetivos claros e ilusionantes. Hasta el Presidente Chen se marcó Europa en su tercer mandato.

Podemos convenir que el objetivo del Club es quedar en puestos ligueros superiores a los puestos que tenemos por presupuesto (11º) y de la masa salarial (10º).

Pues todo esto aplica a la Campaña de abonos 2019/2020 dado que no sabemos cuál es el objetivo. Si crecer, decrecer o mantener el número de socios y la partida de ingresos que representa. Bien explicado cualquier objetivo puede ser válido siempre que sea razonado, medible y alcanzable.  Se habla de éxito sin saber cuál es la meta:

En la Campaña del año pasado el máximo Directivo Roger Guasch dejó claro que quería conseguir un millón de euros extra en la cuenta de explotación. El resultado: ni un euro de lo previsto y 4.000 socios menos. Aunque era poco razonado y alcanzable -como la mayoría predijo- puso el reto para valorar el éxito o el fracaso.

En un estado de emergencia social blanquiazul queremos saber a qué aspiramos y cuál es el plan. La ambición y el Darderismo debe ser transversal también en los abonos.

Tomás Guasch Llovensà

Soci 4.407 i Accionista.

 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre