David López ha analizado la derrota del Espanyol contra el Leganés (0-1) de la siguiente manera:

Cabezas bajas: «Significa que es muy duro. Lo intentamos, siempre dar el máximo. No sé qué decirte, intentamos que la gente esté orgullosa de los jugadores, que vean, que lo demos todo. No sé si lo estarán. Solo pido a mis compañeros que den el máximo, que es un club histórico. No puede ser que seamos incapaces de ganar un partido. Hay que aceptarlo, mirar hacia adelante».

Casi descendidos: «Definitivamente no, pero obviamente se pone muy muy complicado. Tendría que suceder un milagro. Nadie tiene que bajar los brazos, ni dejarse llevar porque este club merece más y el mínimo que tenemos que hacer es dar el máximo. Que no se pueda reprochar nada. Lo pido a mis compañeros y lo haré yo».

Gol del Leganés: «Error defensivo claro. Luego se ha hecho complicado. No hay manera».

Expulsión de Calleri: «No sé qué decirte. No tienen que suceder estas cosas, porque estamos necesitados de cualquier jugada y de todos los futbolistas. Pase lo que pase hay que rendir al máximo, dar la cara y mirar hacia adelante, que este club tiene mucha historia y la vida da muchas vueltas. Ya vendrán tiempo mejores».


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre