El partido entre el Nàstic de Tarragona y el Córdoba se resolvió gracias a un gol de falta de Fali. Los granas contaron durante 82 minutos con el jugador cedido por el RCD Espanyol Gonzalo Ávila ‘Pipa’.

El perico actuó como segundo lateral y tuvo mucho protagonismo en ataque. Estuvo cerca de marcar en una ocasión, pero su remate salió alto. En otra ocasión un gran desmarque al espacio sirvió para que ‘Pipa’ dejara el balón atrás buscando el remate de un compañero que no llegó.


El jugador salió ovacionado del Nou Estadi y recibió halagos por parte de Enrique Martín, su entrenador.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre