La Fiscalía de Delitos de Odio de Barcelona se ha querellado contra dos aficionados del RCD Espanyol por los insultos racistas al delantero del Athletic Club Iñaki Williams durante el partido que ambos equipos disputaron en el RCDE Stadium el 25 de enero.

La querella, consultada por Europa Press, explica que el jugador, al ser sustituido del campo de juego, «recibió de un sector de la grada gritos de menosprecio hacia su persona con la indudable intención de humillarle y lesionar su dignidad por motivos racistas».

El coordinador de Delitos de Odio y Discriminación de la Fiscalía de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, detalla en el escrito que varios aficionados gritaron ‘uh, uh, uh, uh’ durante el cambio de Williams: «Onomatopeya que imita el sonido emitido por los monos y que, como es público y notorio, ha sido proferido en diversas ocasiones por grupos de aficionados de distintos países para menoscabar la dignidad de futbolistas de raza negra».

Para identificar a los aficionados que presuntamente lanzaron los insultos racistas, se requirió al club anfitrión del partido que recogiera las imágenes de seguridad del día y relacionar las localidades desde donde provenían los gritos con los titulares de los abonos o entradas correspondientes.


Comentarios

Comentarios

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre