Después del flojo y desconcertante partido en Coruña frente al Deportivo, el RCDE parece emular a aquellos artistas circenses con el “ahora más difícil todavía” ofreciendo un juego paupérrimo superándose en lo negativo y dando la razón a todos aquellos que hablan de una continua y permanente “involución” en el juego ofrecido.

Los resultados no son catastróficos, sino todo lo contrario. Pese a no haber ganado en liga en lo que va de 2018, se han empatado los últimos cuatro partidos. Tres de ellos contra equipos muy superiores por juego, jugadores, presupuesto o posición en la tabla (FCB, Celta y Villarreal).

Lo mostrado el pasado viernes frente al Deportivo ha indignado a los socios y aficionados ya que el equipo se vio superado en todos los aspectos contra un rival que si bien se halla en zona de descenso y se jugaba la vida con muy poquito le complicó. La gran intervención de Diego López con una parada extraordinaria al penalti lanzado por Lucas Pérez, el correcto desempeño de los centrales y la activa participación de Carlos Sánchez no pudieron disimular la floja actuación individual del resto de jugadores. El noventa por ciento de saques a favor en fueras de banda se ejecutaron de forma totalmente errónea y se hace difícil encontrar una explicación lógica al respecto. La falta innecesaria en el penalti cometido por Esteban Granero un jugador de experiencia y buen hacer, fue otra jugada que parece falta de concentración ya que la jugada a priori no entrañaba un peligro claro habiéndola cometido en una zona del área de poca trascendencia y que solo podía terminar con un centro o pase atrás.


Algunos futbolistas del RCDE me recordaban a las participaciones de aquel delantero centro argentino procedente de la U.D. Salamanca que “sufrimos” durante dos temporadas, quien solo marcó un gol, el inefable Carlos Casartelli Torregrosa, que milagrosamente conseguimos endosar al Estudiantes de la Plata en el año 2000 y que posiblemente sea uno de los peores diez jugadores que han pasado en más de un siglo de historia.

A falta de 12 jornadas la situación es totalmente impredecible, el equipo se encuentra en alerta naranja. Particularmente pienso que terminará entre el 10º y 15º puesto. El buen hacer de la defensa y portero de garantías será la base en cuanto a lo de sumar puntos. El entrenador no ha sido capaz hasta la fecha de diseñar un plan concreto en cuanto a juego de ataque y si lo ha hecho nunca ha dado los resultados esperados.

En la próxima jornada nos visita el Real Madrid C.F. Equipo que últimamente parece que ha encontrado la pegada y efectividad que le faltó en la primera mitad del torneo pero que continúa con problemas en cuanto a desajustes defensivos. El desempeño anárquico de sus laterales y por momentos la posición demasiado adelantada de su medio centro dejan totalmente desguarnecida la defensa merengue.
Se tratará entonces de estar muy juntos en poco espacio, no muy encerrados y poder concretar las oportunidades de gol que sin duda vamos a tener. Tampoco cometer faltas cercanas a nuestro área, ya sabemos que en esta liga hay dos equipos a los cuales le ponen la barrera a más de los 9,15 metros reglamentarios y el Real Madrid es uno de ellos.

Siempre ante cualquier rival y en cualquier estadio, la típica ceguera de hincha me hace pensar que vamos a tener posibilidades de ganar. Sin dudas esta es otra de ellas y representaría además de una gran alegría como la conseguida en la copa frente al FCB, el “perdón divino” al equipo por las deprimentes actuaciones de los tres últimos partidos.
Força Espanyol.

Carlos Acosta

Libre Directo

Socio Nº 10.623

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre