El partido empezó frío, como el clima soriano. Hasta el minuto 20 no llegó la primera ocasión del partido: el local Lupo tiró cruzado, pero el balón se marchó desviado. Ya cerca de la media hora, el partido empezó a coger algo más de ritmo. Primero Fortuño con una buena parada y después Abde en un contraataque pudieron mover el marcador. El hielo en la zona de ataque blanquiazul durante la primera parte dificultó mucho que llegaran más ocasiones.

En la segunda parte Jofre pudo abrir el marcador a los dos minutos, pero su tiro acabó en saque de esquina. Pintaba que el Espanyol se adueñaba del partido, pero con los cambios a la hora de partido el Numancia mejoró y jugó sus mejores minutos del partido. En esa fase, encontraron el gol: Lupu hacía el 1 a 0 en el minuto 68 al aprovechar un pase largo de su compañero. 

El Espanyol intentó lograr el empate hasta el final, pero sin generar mucho peligro. La única destacable llegó en el 89, con un chut desde la frontal tras un saque de esquina.

El filial pone fin a una racha de tres victorias consecutivas y, a pesar de la derrota, sigue en la lucha en la zona alta de la clasificación.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorLa afición se harta de Rufete
Artículo siguienteDos semanas para reflexionar

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre