El Espanyol pierde ante Osasuna en El Sadar (1-0) y continúa comprando boletos para consumar el descenso a Segunda División. Un penalti absurdo cometido por Víctor Sánchez decantó la balanza en favor del equipo local.

Once titular del RCD Espanyol: Diego López; Javi López, Bernardo, Cabrera, Dídac Vilà; David López, Víctor Sánchez, Embarba, Darder, Wu Lei; Raúl de Tomás.

Once titular de Osasuna: Rubén; Roncaglia, David García, Aridane, Estupiñán; Oier, Brasanac, Roberto Torres, Rubén García; Enric Gallego y Kike Barja.

Osasuna sale con intensidad al terreno de juego y trata de plantarse en campo contrario en los primeros minutos del partido. El Espanyol intenta rebajar el ritmo alto que quiere imponer el conjunto local. Embarba realiza el primer disparo del conjunto perico con un tiro lejano en el minuto 11 que se marcha desviado.

En el 18′ Raúl de Tomás también realiza un disparo lejano que obliga a intervenir al portero local. El Espanyol va asentándose en el césped a medida que transcurren los minutos, pero la igualdad entre ambos equipos es la nota predominante.

Pocos acercamientos a las porterías en el último tramo del primer tiempo, con un Espanyol al que le cuesta generar ocasiones de gol y tener presencia en el área rival. Llega el descanso con el 0-0 en el marcador.

Segunda parte

Comienza el segundo tiempo con el primer cambio en el Espanyol: entra Calleri y se marcha Wu Lei. En el 47′ Diego López hace una gran parada para despejar el remate de cabeza de Brasanac en una jugada de estrategia.

Una mano absurda de Víctor Sánchez provoca el penalti que transforma Roberto Torres en el 50′ para hacer el 1-0. El partido enloquece y los dos equipos tienen ocasiones para hacer gol.

Melendo sustituye a Embarba en el minuto 68 y Víctor Gómez a Javi López en el 75′. Pese a las urgencias por empatar el partido, el Espanyol sigue teniendo problemas serios para poner en apuros a la defensa local.

En el 82′ Diego López toca el balón con la mano fuera del área y es expulsado al ver la segunda tarjeta amarilla. Cabrera acaba el partido como el portero del Espanyol. Un resumen del despropósito de encuentro completado por un conjunto perico que cae en El Sadar.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre