Espanyol y Real Sociedad se vieron las caras por primera vez en el RCDE Stadium después del último partido de la pasada temporada. En aquella ocasión los dos equipos se jugaban entrar en Europa. Ahora, la situación es bien distinta, ya que los pericos intentan encontrar su once tipo y las mejores sensaciones frente a un conjunto bien acoplado.

La Real Sociedad monopolizó el esférico ante un Espanyol temeroso de sufrir un nuevo varapalo en la primera mitad. Pese a los intentos por resguardarse en defensa, el Espanyol no pudo con la calidad txuri urdin y sucumbió a su fútbol.

En el minuto 17 y en el 32 Willian José dejó bien clara cual era la situación en el partido. El doblete del brasileño hundió al Espanyol y provocó las primeras reacciones de animadversión del público frente a los suyos.

El descanso limpió la mente de los blanquiazules, que salieron con otra actitud al campo. La Real dio un paso atrás y los de David Gallego aprovecharon para acechar la puerta defendida por Moyá. Calleri, en dos ocasiones, estuvo cerca de acortar distancias.

No fue hasta el minuto 71 cuando un autogol de Zaldua, después de una buena jugada entre Campuzano y Marc Roca, le dio el primero a los pericos. Cuando mejores sensaciones transmitía el Espanyol llegó el auténtico mazazo del día. Calero, en la salida del balón, le regaló el balón a Isak. El sueco no perdonó ante Diego López y firmó el 1-3.

Nueva derrota, malas sensaciones y un técnico muy tocado tras este resultado.

 


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre