Diego López evoluciona favorablemente de la bursitis que lastra su rodilla derecha. La molestia que tiene desde el aparatoso choque en el derbi de diciembre y le apartó un par de semanas de los terrenos de juego. El guardameta siguió este miércoles al margen de sus compañeros, con trabajo específico para su recuperación pero parece que el dolor disminuye y será parte del equipo que se mida a Osasuna este domingo a las 12h en el RCDE Stadium.

También llegan buenas noticias referentes a Marc Navarro, Víctor Sánchez y Leo Baptistao. El canterano, salvo sorpresa, estará en la convocatoria del míster para el partido del domingo.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre