La jornada decimocuarta se presenta con un difícil partido como visitante en el estadio municipal Ipurúa.  Por un lado habrá que luchar contra la habitual climatología del norte por esta época ya que las previsiones son de lluvia y frío. El terreno de juego por lo tanto será poco propicio para los equipos habituados a entrenar en el clima mediterráneo. Por otro lado la S.D. Eibar, un equipo que ocupa la decimoquinta posición el cual tuvo un comienzo de liga con un juego irregular pero que parece haberse asentado en los dos últimos partidos, habiendo obtenido una extraordinaria goleada en su estadio nada mas y nada menos que contra el Real Betis Balompié el último juego como local. Todo ello aún sin contar con su principal jugador Pedro León Sánchez Gil, el cual no ha podido debutar todavía en la liga 2017-2018.

Este próximo compromiso del RCDE tiene similitudes con el último disputado en Euskadi ante el Deportivo Alavés, por lo que habrá que intentar no repetir los errores cometidos en Vitoria. Se prevee un Eibar muy físico, apurando jugadas al límite en cuanto a dureza, con respetable juego aéreo por lo que se deberá estar muy atento a las jugadas a balón parado.

Capítulo aparte merece el colegiado designado a tales efectos, nada más y nada menos que el ínclito Alberto Undiano Mallenco, de triste recuerdo para la aficción perica  en el último encuentro que nos arbitró, precisamente ante el Levante cuando primero concedió gol y luego anuló el tanto convertido por Gerard Moreno por una carga ilegal que solo él vio o quizás se la imaginó. En la jerga de los jugadores profesionales le llaman ” el empatador olímpico ”, al parecer por su predisposición a que los partidos terminen empatados cuando se trata de equipos de mediano y poco peso en la LFP. En fin, se repite la jugada del comité de árbitros designando un navarro para equipos vascos cuando ofician de locales.

Los tres puntos conseguidos ante el Getafe, con poco fútbol, mucha entrega y algunos errores individuales importantes no invitan al optimismo de cara a este compromiso, pero todos sabemos que este equipo puede dar mucho más,  una victoria como visitante el próximo domingo sería dar un paso importante para encarar los objetivos establecidos e invitar  al socio a apoyar en masa el próximo partido en el RCDE Stadium, concretamente el lunes 11 cuando sea el Girona FC quien nos visite. La actuación en el reciente partido de copa permitió ver un grupo que tiró de oficio para eliminar al Tenerife pero deja algunas incógnitas para el partido de liga.

La intensidad, el compromiso y la solidaridad en el campo se me antoja que serán la base para luchar por la victoria. Está muy claro que será de los partidos denominados para jugar con  “los dientes apretados y los cuchillos afilados”. Suerte muchachos.

Força Espanyol

Carlos Acosta

Libre Directo

Socio Nº 10.623

 

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre