Landry Dimata llegó con muchas incógnitas al Espanyol. La necesidad de encontrar un sustituto de garantías para Raúl de Tomás hizo estragos entre la afición espanyolista. Los pericos, huérfanos de pegada cuando falta el nueve madrileño buscaban con añoranza la llegada de otro killer. El atacante llegó de Bélgica con la bendición de Lukaku, quien dos años atrás le nombró como su sucesor en la selección belga. El Espanyol necesitaba rendimiento inmediato y el punta parecía falto de ritmo, debido a los pocos minutos que estaba teniendo antes de la llegada con Vincent Kompany, entrenador del Anderlecht.

El aterrizaje de Dimata no fue en las mejores condiciones. Su historial de lesiones había frenado su nivel y el rendimiento en una liga desconocida para el jugador era una losa demasiado pesada. ¿Estaba dispuesto Vicente Moreno a cargar con el peaje de una rápida adaptación? ¿Cómo sería la aclimatación de Dimata a una nueva ciudad, idioma y compañeros?

Lo cierto es que el delantero está siendo protagonista en ésta última racha de triunfos blanquiazules. No es el jugador más destacado ni el que acapara los focos, pero su trabajo oscuro está siendo impagable para que, por ejemplo, luzca todavía más la faceta goleadora de RDT.

Su sacrificio a nivel defensivo y los constantes movimientos que traza en la línea de ataque atraen a las defensas rivales. Su envergadura propicia el castigo y desgaste de las defensas rivales. Lo vimos, por ejemplo, en el partido del pasado fin de semana en Albacete. La jugada del penalti nació de una buena combinación con Puado.

El atacante suma 437 minutos con la camiseta blanquiazul, repartidos en 10 partidos. Curiosamente se reparte titularidades y suplencias por igual. Además, no conoce la derrota como jugador del Espanyol. Saliendo del banquillo contra Lugo, Mallorca, Sabadell, Oviedo y Mirandés ha sido capaz de ayudar al equipo a lograr 9 de 15 puntos posibles.

Cuando ha sido parte del 11 inicial contra Sporting, Logroñés, Fuenlabrada, Castellón y Albacete. Un empate y cuatro victorias. 13 puntos de 15 coincidiendo con la mejor racha del equipo en lo que va de campeonato, encadenando cuatro victorias de manera consecutiva. Con el jugador de origen africano en el campo el equipo ha encontrado su mejor versión anotadora con 15 goles mostrando una gran eficacia a nivel ofensivo.

Si algo se le pide a un delantero son los goles. Es evidente que de momento Dimata no está rentabilizando su fichaje en este apartado. Recordamos que es una apuesta de futuro de la dirección deportiva. Si el equipo sube a Primera tendría que ser uno de los pilares fundamentales en la parcela de ataque, ya que por teórica proyección de nivel futbolístico e integración al grupo tendría que sumar y aportar más en este aspecto.

Dimata ha conseguido perforar la red rival en dos ocasiones (el vital 1-2 contra el Mallorca) y el 4-0  para cerrar la goleada contra el Logroñés. Es cierto que no está acertado de cara a puerta, pero tampoco se está acercando a rematar con claridad debido al rol que está desarrollando en el cuadro perico.

Como comentábamos al inicio, Dimata está adaptándose al esquema de Vicente Moreno y a la jerarquía del equipo. El ‘9’ de la plantilla es Raúl de Tomás y la labor que desempeña Landry pasa más desapercibida. Un aspecto importante y que pasó de puntillas cuando se realizó su fichaje es que no venía para ser el sustituto de RDT, sino para potenciar al delantero madrileño y hacer crecer el engranaje ofensivo del Espanyol.

El delantero libera a varios compañeros y crea ventaja y superioridad en determinados contextos. Hay intangibles que no pueden percibirse en las estadísticas, pero sí observando los partidos. Dimata está encajando bien sabiendo interpretar lo que pide el partido y lo que busca el entrenador.

Tiene que mejorar sus números goleadores, pero después de unos primeros partidos, entrando desde el banquillo, donde parecía que no se entendía con sus compañeros la situación ha cambiado. Veremos a ver que puede aportar en lo que resta de temporada.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorPol Lozano: «Tenemos ganas de demostrar que hemos mejorado»
Artículo siguienteCalero: «La temporada está siendo bastante buena para mí»

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre