La plantilla del RCD Espanyol disfrutará de dos días de descanso después de una exigente semana en la que ha jugado en Moscú y Palma de Mallorca. Los jugadores volverán a la actividad el miércoles en la Ciudad Deportiva Dani Jarque. El cuerpo técnico ha programado una doble sesión de entrenamiento. Por la mañana, a las 10.45h a puerta cerrado excepto los primeros 15 minutos y, por la tarde, a las 18h a puerta cerrada en las instalaciones blanquiazules.

La derrota ante los bermellones puede suponer el fin de David Gallego en el banquillo espanyolista y la llegada de Pablo Machín. Los blanquiazules deben superar la mala dinámica y encarar los siguientes partidos con el compromiso que corresponde a la situación que vive el equipo.


Villarreal en casa, Ludogorets (en Bulgaria) y Levante en el Ciutat de Valencia son los tres partidos que marcarán si el equipo ha mejorado, con o sin cambio de técnico.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre